El futuro de la central nuclear extremeña

Moción conjunta del PP para que siga Almaraz

Los grupos municipales populares de la comarca de Campo Arañuelo presentarán un escrito común. El Gobierno central tiene previsto que la Unidad 1 cese su actividad en 2027 y la Unidad 2, en 2028

Central Nuclear de Almaraz

Central Nuclear de Almaraz / EL PERIÓDICO

Rocío Sánchez Rodríguez

Rocío Sánchez Rodríguez

Ya el PSOE cuando gobernaba con mayoría absoluta en la Asamblea de Extremadura mostró su apoyo en el hemiciclo a la continuidad de la central de Almaraz, cuestionando el plan nacional, pero ahora es el PP quien alza la bandera en defensa de esta instalación nuclear. De este modo, los grupos municipales de la comarca de Campo Arañuelo van a presentar una moción conjunta en sus respectivos ayuntamientos en contra del cierre.  

«Se trata de una medida que da seguimiento al manifiesto firmado hace unos días por todos los representantes del PP en esta comarca, en el que los populares fijan su postura de manera clara sobre la continuidad de la vida útil de Almaraz, pidiendo la prórroga de su actividad energética», explican desde el partido. Y añaden: «El mayor proyecto industrial que tiene nuestra región no puede estar sujeto a decisiones políticas e ideológicas de Madrid que tienen en vilo a una comarca que vive de la central».

Habría que recordar que Almaraz genera 800 puestos de trabajo directos, que se multiplican si se tienen en cuenta los empleos indirectos y los inducidos, sobre todo en época de recarga. 

Hasta la fecha, el plan energético del Gobierno central, cuya apuesta pasa por las energías limpias, prevé que esta central nuclear sea la primera en cerrar de las que aún permanecen abiertas en España. La Unidad 1 se apagaría en 2027 y la Unidad 2, en 2028.

A partir de ahí, la empresa responsable de recoger, tratar y almacenar los residuos radioactivos de las centrales nucleares en España (Enresa) tiene previsto que las tareas de desmantelamiento de Almaraz comiencen tres años después del cese de su actividad productiva. De manera que Enresa iniciaría esta labor en 2031.   

Rentabilidad

Lo cierto es que más allá de los planes energéticos, el futuro de Almaraz es más bien económico. Las empresas propietarias (Iberdrola, Naturgy y Endesa) deben considerar si les sale rentable mantener la instalación en funcionamiento. De hecho, fue el mensaje que se trasladó en su momento desde el Ejecutivo regional en manos del PSOE, que eran las dueñas de la nuclear quienes debían presentar un plan de continuidad.

Si bien la directiva europea pasa por fomentar las fuentes de energía renovables, de la misma manera da libertad a los distintos países para que apliquen sus propios planes. No obstante, la propia Comisión Europea llegó a calificar la nuclear como energía verde, un concepto que estaría en vigor hasta el año 2045.