La Agencia Europea del Medicamento (EMA) decidirá este jueves si es necesario modificar su análisis sobre la seguridad de la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19 tras después de que se hayan detectado algunos de trombosis en algunas personas a las que se les había inyectado, aunque por el momento sigue pensando que los beneficios que supone siguen siendo superiores a los riesgos.

En un comunicado publicado después de que Alemania, Francia, Italia y España se hayan sumado al grupo de países de la UE que han suspendido la administración de esta vacuna como medida de precaución, la autoridad sanitaria europea ha señalado que sus expertos están "analizando con gran detalle" todos los datos y "circunstancias clínicas" disponibles sobre los casos de trombosis para "determinar si la vacuna ha podido contribuir o si se puede deber a otras causas".

Así, ha puntualizado que su comisión de seguridad (PRAC, por sus siglas en inglés) revisará este martes toda la información a su disposición y se reunirá de manera extraordinaria este jueves, 18 de marzo, "para sacar conclusiones de la información reunida" y determinar si "es necesario adoptar más medidas".

"Mientras la investigación continúa, la EMA considera actualmente que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca para combatir la COVID-19, con el peligro asociado de hospitalización o fallecimiento (por la enfermedad), superan los riesgos de los efectos secundarios", subraya el organismo en todo caso.

La EMA ha explicado que se han detectado casos de coágulos en "un número muy pequeño de personas que recibieron la vacuna de AstraZeneca", y añade que "muchos miles de ciudadanos" desarrollan este tipo de problemas al año "por diferentes razones". "El número de casos de trombosis en toda la gente vacunada no parece ser mayor que el que se ve en la población general"; ha añadido.

Este mismo lunes, el jefe de la estrategia de vacunación de la EMA y presidente del grupo de trabajo específico del organismo para la pandemia, Marco Cavalieri, ha trasladado la misma idea durante su comparecencia ante la comisión de Medio Ambiente y Salud Pública del Parlamento Europeo.

"Estamos llevando a cabo una revisión rápida de todas las evidencia sobre casos de trombos para garantizar cuál es el equilibrio entre beneficios y riesgos de esta vacuna. Como ya hemos dicho, por ahora no pensamos que las evidencias que tenemos muestren que haya un peligro que afecte a los beneficios", ha dicho.

"Los beneficios de la vacuna de AstraZeneca son positivos y no vemos ningún problema en continuar con las campañas de vacunación utilizando esta vacuna", ha añadido a continuación.

Cavalieri ha apuntado que la EMA está analizando todas las circunstancias de los casos que han sido identificados "para tratar de entender si hay un grupo específico de ellos que giran en torno a alguna patología o a un pasado clínico" concreto.

Suspensión en varios países

Esaña, Alemania y Francia han suspendido de forma preventiva la vacunación con la fórmula de AstraZeneca contra el coronavirus, uniéndose así a países europeos como Dinamarca y Noruega.

En Alemania, la decisión se ha tomado tras la detección de varios casos de trombosis, según informó este lunes el Ministerio de Sanidad.

El Gobierno germano sigue así la recomendación del Instituto Paul Ehrlich (PEI), competente en la materia, que considera que es necesario comprobar la potencial relación entre esta vacuna y los nuevos casos de trombosis registrados en Europa tras su inoculación.

El Ministerio de Sanidad apuntó que será en todo caso la Agencia Europea del Medicamento (EMA) quien decida en último término "si esta nueva información afecta a la autorización de la vacuna y en qué forma".

Alemania se suma así a la decisión de parar el uso de la vacuna de AstraZeneca en la lucha contra la pandemia de coronavirus, como han hecho en los últimos días Países Bajos, Irlanda, Dinamarca, Noruega e Islandia totalmente y, en el caso de algunos lotes, Italia y Austria.

La EMA ha identificado hasta el momento una treintena de casos de trombosis tras una dosis de la vacuna de AstraZeneca. En total se han administrado en la Unión Europea (UE) unos cinco millones de dosis.

La EMA ha apuntado que la tasa de casos de trombosis entre los vacunados "no es mayor que la del conjunto de la población", pero ha añadido que es preciso analizar con detalle lo sucedido.

La fórmula de AstraZeneca, lastrada desde el primer momento por las dudas sobre su efectividad y sus posibles efectos secundarios, es la tercera autorizada en la UE, por detrás de las de BioNTech/Pfizer y Moderna.

Tras su autorización en la UE, el Gobierno alemán -siguiendo las indicaciones del PEI- recomendó emplear la de AstraZeneca solamente para las personas de entre 18 y 64 años, al considerar que no se habían realizado pruebas suficientes con personas mayores.

Recientemente, y con el objetivo de acelerar la campaña de vacunación, el Gobierno federal y los estados federados abogaron por eliminar esta restricción y emplear la de AstraZeneca en toda la población, al igual que las otras dos vacunas contra el coronavirus. 

Francia se suma a la suspensión

Por su parte,  el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado también este lunes la suspensión temporal por "precaución" de la vacunación con el fármaco, a la espera del pronunciamiento que adopte este martes la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Macron anuncia que paraliza temporalmente la vacunación con AstraZeneca Agencia ATLAS | Foto: EFE

Te puede interesar:

Macron ha hecho el anuncio durante una comparecencia conjunta con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

El mandatario galo ha dicho que, hasta que hable la EMA, el ministro de Salud, Olivier Véran, en coordinación con otras autoridades, han determinado que lo mejor es "suspender por precaución" el uso del fármaco de AstraZeneca, a la espera de "retomarlo rápidamente" si así lo avala la agencia europea. En este sentido, ha abogado por adoptar este tipo de decisiones dentro de una estrategia común.