Crisis sanitaria munrial

Hungría aprueba dos nuevas vacunas para combatir el coronavirus

El país centroeuropeo añade una china y otra de la India a las cinco ya disponibles. Las autoridades han hecho un llamamiento para que voluntarios refuercen al personal sanitario

Hungría aprueba dos nuevas vacunas para combatir el coronavirus

Hungría aprueba dos nuevas vacunas para combatir el coronavirus

REUTERS

Hungría se dispone a añadir dos vacunas más a las cinco que ya está utilizando para inmunizar a la población del coronavirus. Todavía no está claro cuando empezarán a inyectarse la china Cancino (conocida también como Convidecia) y la india CoviShield, la versión del fármaco de AstraZeneca, que se unirán a la también china Sinopharm y a la rusa Sputnik V, a pesar de que esos medicamentos no tienen la luz verde para su uso en la Unión Europea (UE). Hungría ha adquirido además las occidentales Pfizer-BioNTEch, Moderna y AstraZeneca, encargadas a través de Bruselas.

El Gobierno conservador del primer ministro Viktor Orbán se desmarcó pronto de la gestión en la compra y distribución de las vacunas por parte de la Comisión Europea, ante el retraso en el envío de dosis pactadas previamente con las farmacéuticas.

La infecciones están aumentando en el país golpeado por la tercera ola, a pesar de que proporcionalmente el índice de vacunación de la población es de las más altas de la Unión Europea.

Ante la situación de emergencia, las autoridades han hecho hoy un llamamiento para que voluntarios se unan al personal de los hospitales del noroeste del país, la zona más afectada y donde se prevé que aumente las próximas semanas la presión hospitalaria.

Reabrir la economía

"Los departamentos del covid-19 en casi todos los hospitales están muy sobrecargados. Hay escasez de personal sanitario", ha dicho Laszlo Szijjarto, presidente de la Cámara Médica de Hungría.

La expansión de la tercera ola es un gran desafío para Orbán que pretende inmunizar a la mayor cantidad de húngaros lo antes posible para reabrir la economía.

"Hungría todavía dispone de muchas camas para tratar a los pacientes con coronavirus", dijo Orban el viernes. "Aún no hemos llegado a la mitad de nuestra capacidad", añadió. "La pregunta es si hay suficientes médicos y enfermeras", agregó.

Según los últimos datos publicados por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), la incidencia de contagios en 14 días por cada 100.000 habitantes en Hungría se sitúa en 934 casos, mientras que en las últimas dos semanas se registraron 207 fallecimientos por millón de habitantes a causa de la covid. Con estas cifras, el país es el tercero de la UE más afectado por la pandemia en estos momentos.