Kiosco

El Periódico Extremadura

ANUNCIO PUBLICADO EN EL BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO

El CSIC adjudica por 62.800 euros el derribo del convento de las Freylas

Invertirá 2,6 millones de euros para acondicionarlo como nueva sede del Instituto de Arqueología de Mérida. Los trabajos consisten en la demolición parcial del inmueble; la consolidación de los elementos dañados por las lluvias y el vaciado para iniciar las excavaciones arqueológicas

El convento de las Freylas se convertirá en la nueva sede del Instituto de Arqueología de Mérida. EL PERIÓDICO

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha adjudicado a la empresa Alavdae S. L. el derribo y vaciado del convento de Las Freylas. Es el primer paso para que este inmueble, situado junto a la Basílica de Santa Eulalia y en desuso desde hace años, se convierta en la sede del Instituto de Arqueología de Mérida (IAM). El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este pasado viernes el anuncio para la formalización del contrato, adjudicado por 62.800 euros y un plazo de ejecución de 25 días hábiles «a contar desde el día siguiente a la fecha del acta de comprobación del replanteo». 

El presupuesto inicial era de 87.235 euros, por lo que se ha conseguido una rebaja de casi el 30% sobre el tipo de licitación. Dos empresas han concurrido al proceso, que ha primado los criterios económicos. Para iniciar los trabajos, el CSIC está a la espera de que el Ayuntamiento de Mérida conceda la licencia de obras, que ha comenzado a tramitarse después de que el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida haya emitido el correspondiente informe favorable de Patrimonio. 

Según se explica en la documentación publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público, los trabajos consisten en la demolición parcial del inmueble; la consolidación de los elementos dañados por la exposición a las lluvias y el desescombrado y posterior vaciado para iniciar las excavaciones arqueológicas

Cesión por 75 años

El convento es propiedad del Ayuntamiento de Mérida desde el año 2007 y ha cedido su uso al CSIC por 75 años. La entidad invertirá un total de 2,6 millones de euros para acondicionarlo como nueva sede del AIM. Declarado bien de interés cultural, data del siglo XVI y fue utilizado hasta hace unos 30 años como almacén de maderas, aunque sus propietarios siempre intentaron conservar los elementos arquitectónicos e históricos.

En excavaciones anteriores, el Consorcio ha documentado parcialmente cuatro edificios de posible carácter funerario anteriores al convento y una veintena de tumbas de distinta tipología pero ya expoliadas.

Con la caída del muro que divide las parcelas entre la iglesia y el propio convento abandonado, tras la reforma del edificio, se podrá acometer "en el futuro próximo" la transformación de la plaza ya anunciada por el consistorio.

Compartir el artículo

stats