Kiosco

El Periódico Extremadura

PEATONALIZACIÓN DE FÉLIX VALVERDE LILLO

Los padres del Trajano reclaman acceso con vehículo al colegio

Según el Ampa, el 67% de los alumnos viven en la periferia y necesitan ir en coche. El ayuntamiento defiende que la restricción de tráfico será una mejora y recuerda los " taponamiento y graves situaciones de peligro" que se daban antes para los niños

Niños a la salida del colegio Trajano, ayer al mediodía. EL PERIÓDICO

«Una decepción total. La calle muy bonita y segura, pero se están cargando el colegio más antiguo de Mérida». Son palabras de Ana Isabel Rodríguez, presidenta de la Asociación de Madres y Padres (Ampa) del colegio Trajano, que debido a la peatonalización de Félix Valverde Lillo quedará en unos días innaccesible al tráfico. 

Aproximadamente el 67% de sus 374 alumnos no viven en el centro y tras la negativa del Ayuntamiento de Mérida a conceder a los padres una autorización para acceder hasta la puerta del colegio, su alternativa será pagar zona azul o párking, los más cercanos en la calle Almendralejo o el paseo de Roma. Y la primera consecuencia, denuncia el Ampa, el bajo número de solicitudes de matriculación para niños de tres años para el próximo curso: 14 para un total de 50 plazas, por lo que «todo apunta» que el colegio perderá una de las dos unidades con las que cuenta en la actualidad. 

«Y no es que no se vayan a matricular niños; es que hay padres que ya nos han dicho que van a cambiar de colegio», afirma Fernández. La lucha comenzó hace varias semanas: la comunidad educativa del Trajano solicitó al Ayuntamiento de Mérida una autorización para poder circular por Félix Valverde Lillo y dejar a los niños en la puerta del colegio, toda vez que cuando finalice la obra sí se permitirá el acceso a residentes y dos horas de carga y descarga.

«Hemos planteado varias opciones para que se nos permita una parada de 10 minutos y el resultado siempre ha sido negativo», afirma Fernández. La última propuesta, que se trató en una reunión la semana pasada, es negociar con el párking de la Politécnica un abono de una hora diaria para los padres que lo necesiten. 

Más seguridad

Frente a estos argumentos, el Ayuntamiento de Mérida incide en que la limitación del tráfico supondrá «una mejora para el entorno del centro escolar», en línea con otras ciudades de España y Europa, que están tomando medidas en este sentido. Recuerda además que era habitual que a la entrada y salida del colegio se dieran «taponamientos y situaciones de grave peligro para el alumnado», con numerosas quejas que llevaron incluso a establecer un servicio de Policía Local a la entrada y salida del colegio. 

Desde las delegaciones de Educación y Policía Local se ha ofrecido al centro la posibilidad de establecer «caminos escolares seguros», una iniciativa que consiste en que un monitor o voluntario acompañe a todos los niños desde la puerta del colegio al punto en el que se les pueda recoger en coche. Pero las familias lo han rechazado porque habría que contratar un seguro de responsabilidad civil. 

«Entendemos que los cambios producen malestar hasta que nos acostumbremos, pero en todos los cascos históricos del resto de ciudades de España y Europa hay centros educativos que han cambiado sus formas de acceso», indican fuentes municipales, que recuerdan a los padres que se podrá seguir circulando por Almendralejo y la plaza del Rastro.

Compartir el artículo

stats