+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Reparos por el reformado en el proyecto del edificio Embarcadero.

Economía no autoriza al ayuntamiento un gasto de 579.000 euros en Aldea Moret

El dinero, por ahora, no se pierde, pero no se acepta que se destinase a la cubierta del edificio Embarcadero.El PSOE recuerda que la inversión se hizo con el PP en el gobierno y

 

El edificio Embarcadero se encuentra en el poblado minero de Aldea Moret. - Foto:RUFINO VIVAS

JOSE LUIS BERMEJOJOSE LUIS BERMEJO 26/04/2008

El portavoz del gobierno local, Lorenzo de la Calle, anunció ayer que el Ministerio de Economía no acepta la certificación que envió el ayuntamiento con un gasto de 579.000 euros en la reforma del edificio Embarcadero, un inmueble que está en Aldea Moret y que es la inversión estrella del programa Urban. Esto no significa que Cáceres pierda ese dinero, pero sí trastoca la planificación del ayuntamiento, que ya ha adelantado los 579.000 euros y que preveía recuperarlos una vez que el ministerio aceptase el gasto. Además ahora se tendrá que decidir otra inversión a la que destinar esa cantidad para no perderla y todo con celeridad, ya que se debe gastar dentro de un plazo que no iría más allá de finales del presente año.

La rehabilitación del edificio Embarcadero se financiaba con fondos del consistorio, que pone el 25%, y de la Unión Europea, que aporta el 75%. La reforma se adjudicó por 4 millones de euros y en el año 2005 se introdujo un modificado en el proyecto inicial para la reparación de la cubierta por valor de 579.000 euros, una cantidad que se consignó a la cofinanciación europea, en la que el ayuntamiento debe pagar primero la totalidad de toda la actuación y a continuación remitir la certificación a Economía, que lleva el control de estos fondos europeos, para recuperar el 75% de la inversión ya realizada.

Pero más que la incidencia económica, ya que el dinero por ahora no se pierde, destaca la repercusión política. El ministerio le está diciendo al ayuntamiento que se gasta el dinero de una iniciativa cofinanciada por Europa en algo que no está autorizado. Además el anuncio de la comunicación del ministerio se hizo en un día en el que se celebraba una comisión extraordinaria pedida por el PP para que por parte del gobierno local, formado por PSOE e IU, se informase del destino de las partidas sobrantes de otras tres iniciativas participadas por el consistorio y cofinanciadas por Europa. De la Calle comentó antes de referirse a su contenido que dicha comunicación había llegado el pasado jueves al ayuntamiento.

El portavoz del PP, Francisco Javier Castellano, era el responsable de los fondos europeos en la anterior legislatura, cuando el ayuntamiento autorizó la modificación del proyecto original del edificio Embarcadero para el reformado de la cubierta y su consignación con cargo a la cofinanciación europea de la iniciativa Urban. "No se acepta ni un solo céntimo de esa modificación", subrayó De la Calle, que apuntó a Castellano como principal causante de que ahora el ministerio no quiera pagar la parte de los 579.000 euros que el consistorio esperaba recuperar.

El argumento del ministerio para no aceptar ese gasto es que el modificado de 579.000 euros para la reparación de la cubierta no tenía su autorización. El ministerio había remitido una circular a los ayuntamientos en la que informaba de que no estaba de acuerdo con la incorporación de reformados en los proyectos originales, indicando que no se iban a aceptar, una decisión que incluso tenía carácter retroactivo. De la Calle indicó ayer que el gobierno del PP conocía esa decisión de Economía y sin embargo se computó el reformado como gasto para su cofinanciación con fondos de la Unión Europea.

Castellano manifestó ayer que cuando se decidió incluir el reformado dentro de la cofinanciación europea no se había recibido la circular de Economía. “Se tuvo en el ayuntamiento mucho después”, indicó, para a continuación asegurar que “se contó con informes técnicos y jurídicos favorables”. El portavoz del PP dudó incluso de la firmeza de la decisión del ministerio al asegurar que su grupo aún está esperando que el gobierno local le remita otras comunicaciones de descertificaciones de gastos remitidos por el ayuntamiento, y a las que se aludió desde el ejecutivo local hace unas semanas.

El actual edil responsable de los fondos europeos, Víctor Santiago, reiteró ayer que el ministerio no acepta el gasto por el reformado de la cubierta y afirmó que se está trabajando para “reasignar” los 579.000 euros para que no se pierdan. Santiago indicó que se van a acometer “pequeñas iniciativas de infraestructura” en barrios del eje de la Ribera del Marco a las que se destinarán esta cantidad, que se eleva a los 600.000 euros, ya que a los 579.000 del Embarcadero se suman 24.000 de otro gasto realizado por el ayuntamiento y que no ha autorizado el ministerio.

Santiago anunció estas inversiones al término de la comisión que se celebró a petición del PP para conocer a qué se destinarán 740.000 euros aún pendientes de gastar de otras iniciativas que se cofinancian por Europa. Esta comisión fue muy tensa. Castellano aseguró que el gobierno municipal “no ha hecho nada en un año de gestión, solo mira al pasado”, y añadió que busca soluciones “desesperadas” para no perder el dinero. Santiago comentó que “la parálisis” que estos proyectos sufrieron al final de la pasada legislatura lleva a la situación actual. Anunció que los ediles del PSOE, IU y Foro Ciudadano en la comisión han propuesto la contratación de una auditoría de cómo se han gestionado los fondos europeos del periodo 2000-2006 e incluso dijo que es “indignante que en política haya gente como Castellano”.

En la comisión de ayer se informó que la casa del mayor de Margallo no se pagará con fondos europeos, se buscarán otras fuentes de financiación, y se explicó que una gran parte de los 740.000 euros se van a imputar a obras ya ejecutadas, una fórmula que, según Santiago, permite el ministerio y garantizaría que el ayuntamiento acabase recibiendo esa cantidad.