+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SOLICITAN AL ALCALDE QUE MEDIE CON CANAL DE ISABEL II PARA PODER UTILIZAR PARTE DEL AGUA DE LA DEPURADORA

Hortelanos de la Ribera reclaman disponer de agua para la siembra

Han entregado 240 kilos de alimentos para una decena de familias afectadas por el covid

 

Salaya y Pulido junto a las cajas de alimentos donadas por la Comunidad de Regantes La Concordia, ayer. - ANTONIO MARTÍN

Sira Rumbo Ortega
23/08/2020

Cada vez les resulta más difícil  mantener las fincas debido a la acusada sequía en los meses de verano. La Comunidad de Regantes La Concordia, formada por los hortelanos de la parte más baja de la Ribera del Marco, alerta de que, debido a este problema, el 75% d las fincas están vacías y con árboles secos. La situación se complica sobre todo los meses de verano, cuando la cota del agua del Marco desciende de forma acusada. Con lo que tiene es suficiente para regar la siembra pero no para atender a las fincas.

El colectivo entregó ayer 240 kilos de alimentos  (tomates, pimientos, berenjenas, patatas, cebollas, acelgas, higos y fruta, esta última donada por el almacén González Pulido) al colectivo Sonrisas en acción, una asociación que se encarga de ayudar a familias necesitadas afectadas por el coronavirus (nació tras cerrar Redcor, que ayudó durante la primera ola de la pandemia). En concreto esta partida de alimentos se ha repartido entre 14 familias. Al acto de entrega, celebrado en la estación de la depuradora, asistió el alcalde,_Luis Salaya, al que hicieron llegar sus peticiones. Reclaman que medie con Canal de Isabel II para poder hacer uso de parte del agua que pasa por la depuradora, como ocurría hace años. Después lo prohibió la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Necesitan también mejorar los cauces y acequias por los que discurre el agua  a los regadíos porque, al estar construidos en tierra, la mayor parte de la misma (el 45%) se pierde en el camino, tal y como explican Agustín Rebollo y Antonio Leal, miembros del colectivo. Salaya se comprometió a estudiar la situación y a realizar, más adelante, una visita a la zona para conocer los problemas de los hortelanos.