+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Jugadores del basket cacereño de los 80 se citan para el 1 de junio

El partido de reencuentro se celebrará en pabellón Serrano Macayo

 

Un equipo de baloncesto cacereño en los años 80. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN epextremadura@elperiodico.com CÁCERES
24/05/2019

Será el próximo 1 de junio, en el pabellón Serrano Macayo, a partir de las 12.00 horas: un reencuentro muy emotivo de nombres que fueron importantes en el baloncesto de Cáceres antes de la época de la Liga ACB.

Según los organizadores, serán al menos 30 jugadores los que estarán sobre la pista para disputar unos minutos y volver a disfrutar de las canastas. Íñigo Fernández, Roberto Ortigüela, José Antonio Navarro, Rafa del Río, Ñete Bohigas, Ángel de Pablos y Miguel Ángel Reyes (estos dos últimos llegaron a estar en la primera categoría) son algunos de ellos, pero habrá muchos más. Seguramente ya no estén en tan buena condición física como antes, pero sí llegarán con ganas de volver a ver a compañeros a los que, en muchos casos, no se han encontrado en las tres últimas décadas. También asistirán antiguos entrenadores y directivos.

Los promotores del encuentro destaca que «a mediados de la década de los 80 el baloncesto en Cáceres comenzó una escalada que acabó por poner a nuestro equipo en la máxima división nacional».

ABIERTO A TODOS / «Este período fue un momento dulce de nuestra ciudad. Los jóvenes que se incorporaban al equipo hacían disfrutar a los cacereños y ellos disfrutaban con la ciudad. Ahora esos jóvenes ya no lo son tanto pero es generalizado el sentimiento de que vivieron unos años difíciles de olvidar. Esta dificultad se torna en oportunidad y muchos de ellos volverán a vestir una camiseta y a ponerse unas zapatillas en un pabellón cacereño», añaden. Será «un grupo con ganas de reencontrarse, con ganas de disfrutar de un buen día, con la necesidad de no lesionarse y con la voluntad de darle continuidad a la idea»

Por descontado que las puertas del Serrano Macayo estarán abiertas de par en par para aficionados nostálgicos del baloncesto local y también para jóvenes que no pudo ver jugar a los protagonistas porque ni siquiera habían nacido. «Siempre nos gustó ver las gradas llenas. En esta ocasión no será diferente», apunta la organización.