+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CAMPAÑA EN HERNANDO DE SOTO PARA PEDIR LIMPIEZA Y VIGILANCIA

«Queremos una calle normal»

Los vecinos se muestran «hartos» por «el abandono» y la «inseguridad» e inician una campaña con carteles para reclamar civismo. Reivindican mantenimiento al ayuntamiento y que cumpla el compromiso de la rehabilitación artística de la vía

 

Aspecto: Una fachada inundada de grafitis. - ANTONIO MARTÍN

Queja: Un vecino de la calle Hernando de Soto señala uno de los desperfectos de la calle. - ANTONIO MARTÍN

Gema Guerra Benito Gema Guerra Benito
31/05/2019

«Estamos hartos». En estos términos se manifiestan los vecinos de Hernando de Soto. Los residentes muestran así su malestar por vivir en una calle «abandonada» e «insegura». Para hacer público su enfado, han empapelado sus fachadas con carteles, cada uno con un lema diferente, pero todos con un objetivo común: civismo.

Esta reclamación a través de un centenar de paneles se completa con un escrito que los vecinos han decidido remitir a todos los grupos políticos, donde critican «la dejadez» de la administración y reclaman medidas. Este diario recorrió ayer la calle junto a uno de los vecinos, que detalló punto por punto las quejas que acumula la calle flanqueada por Camino Llano y Diego María Crehuet. La primera petición afecta al mantenimiento. En esa línea, denuncian «fachadas plagadas de grafitis, baldosas rotas, bolardos levantados, aceras sucias y la calzada con parches de asfalto tras averías de agua» y piden actuaciones. Reclaman, en este sentido, que se resuelva la incertidumbre de la competencia en materia de limpieza sobre parte del acerado de la vía que enfrenta al consistorio y residentes. «Hay una zona que se encuentra en los soportales y el ayuntamiento asegura que nos corresponde a nosotros limpiarla, los vecinos querían poner vallas y no nos dejaron», critica un vecino. Exigen también mayor control de la norma para los dueños de los perros y solicitan que se les sancione si no recogen los excrementos de los canes.

Otra las de las reivindicaciones afecta a la seguridad. Denuncian en este punto que la iluminación «deficiente» provoca que se convierta en una zona «ideal» para «actos vandálicos en negocios y trapicheo de drogas». Hacen mención también al intento de agresión sexual que se produjo en la calle las pasadas navidades. En esa línea, piden que la vía se acondicione con mejores luminarias y que cuente con vigilancia y presencia policial. «Queremos una calle normal», exponen. Por último, instan a la administración local a que cumpla su «compromiso» de la rehabilitación artística de la vía ‘Laboratorio de arte’, que tras meses sin ningún avance, ha salido a licitación esta misma semana.

 
 
3 Comentarios
03

Por 1.068538 12:22 - 31.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La verdad es que la configuración de la calle y los propios edificios tan cerrados y casi sin locales dan lugar a ese aspecto de mal rollo que da. Por mucho que limpien o intenten adecentarla va a dar siempre el mismo aspecto, pero ya si encima cierran los soportales la sensación de agobio por la estrechez y la estética de barrio gitanero va a ser aún mayor.

02

Por Viriato 11:15 - 31.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Es lo que tenemos un pais y una ciudad de incivicos. Perros sueltos, generando suciedad, gente pasota y mal educada que les importa poco todo, SOL Y TOROS. ESO ES ESPAÑA

01

Por Pericon 7:56 - 31.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El perro del hortelano: el ayuntamiento no limpia las aceras de los portales y cocheras, pero tampoco deja a los vecinos cerrarlo. Y mientras tanto los dueños de los perros dejando allí sus heces y permitiendo a los canes continuos orines uno tras otro en las fachadas y portales. La verdad es que es vergonzoso.