+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

 

03/08/2019

RESIDENCIA DE MAYORES

La cárcel vieja

Eusebio Rodríguez Rodríguez

Cáceres

En los últimos días he leído en algunos medios de información, unas entrevistas que se le han realizado al presidente de la Asociación Memorial del Cementerio de Cáceres, en las que esta reivindicaba «un uso cultural e histórico de la cárcel vieja, para que este sea un espacio para la memoria».

Nada que objetar, si el espacio solicitado fuera instalado en el cementerio de Cáceres, pues así haría honor al nombre de la asociación. Otra cosa sería que al edificio de la cárcel vieja , antes que se deteriore más, se le diera un uso más necesario. A bote pronto a mí se me ocurren algunos.

Primero: una residencia de ancianos pública, no privada, pues los precios de estas últimas, muchos de nuestros ancianos jubilados no pueden asumirlos. (Me encuentro entre ellos). Esto proporcionaría alivio a muchas familias, (cada año son más). Se sabe que el número de familias mayores de 65 años, duplica al de personas entre los segundos y 50 años y esta pirámide irá en aumento. La residencia aliviaría a muchas de las familias de Pinilla y los barrios que han ido creciendo posteriormente, ocupados en su mayoría por trabajadores de no muy alto sueldo.

Segundo: un centro de mayores, dotado de biblioteca y talleres, con peluquería, manicura, salas de juegos y, claro, una trabajadora social, que les ayudara a resolver sus problemas burocráticos.

Tercero: traslado de la universidad de los mayores, pues al estar más cerca que la actual y con un buen servicio de autobuses ya en funcionamiento serían más las personas que podrían acudir a este servicio que lleva muchos años funcionando muy bien en el campus, pero que limita la asistencia de más alumnos por la distancia. Para ello habría que contar con la Universidad de Extremadura, para que estudiara sus conveniencias.

POLÍTICA

Sudor frío

Lara Grande

Barcelona

¡No puedo más! No aguanto ya a más políticos graciosos tan ocurrentes que, a modo del club de la Moncloa, componen chascarrillos, rimas o juego de palabras para meterse con el otro partido político o personaje que consideren rival. Basta ya, de verdad. No sé si son ellos o tienen a un grupo de escritores de discursos algo barriobajeros, pero sinceramente escucharlos me provoca vergüenza ajena. Pensar que estos son los que dirigen el país me provoca sudor frío. Es insoportable ver el circo mediático que generan y lo poco que trabajan para y por la sociedad y su querida nación. Esto sirve para el gobierno central y para el gobierno de las comunidades autónomas, incluidas las que viven en la república imaginaria. Y es que estoy harta también de tramposos, mentirosos y trileros a los que yo he calado hace tiempo, pero veo con pena que a unos cuantos los tienen todavía apostando para que salga la bolita.