+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ES LA PRIMERA VEZ QUE SE CONOCE COMO ESCRIBIA FERNANDO DE ROJAS.

Hallada la caligrafía del autor de ´La Celestina´ en una biblioteca

Su descubridor es el catedrático y experto en Rojas, Víctor Infante.

 

EUROPA PRESSEUROPA PRESS 26/04/2008

El Catedrático de Literatura Española de la Universidad Complutense de Madrid, Víctor Infantes, especialista en la Cultura de los Siglos de Oro, ha hallado en una biblioteca privada, por primera vez, la caligrafía de Fernando de Rojas, supuesto autor de La Celestina . Este descubrimiento aparece en un libro de derecho proveniente, sin ninguna duda, de la biblioteca del escritor.

"Se trata de un breve impreso legislativo titulado Las Cortes de Toledo. Del año de mil y quinientos y veynte y cinco años , impreso en Burgos en 1526, cuya posesión en manos de un abogado como era Fernando de Rojas se relaciona temáticamente con los otros volúmenes de Derecho que poseía", señaló Infantes en una entrevista con Europa Press.

En algunas de sus 22 hojas, sin encuadernar, se encuentran diferentes anotaciones manuscritas en los márgenes, que este experto atribuye, "con fiabilidad altísima", a Fernando de Rojas. "Dado que no se conserva ninguna muestra de escritura ni siquiera una firma del controvertido autor de La Celestina , la aparición ahora de este ejemplar de su biblioteca, que milagrosamente ha logrado sobrevivir hasta nuestros días, da testimonio de la letra de su propietario, recuperando así la desconocida caligrafía de uno de los autores más relevantes de nuestra literatura", indicó el profesor.

Este hallazgo (dado a conocer por Infantes en la revista Celestinesca ) aparece justo después de que estos días se haya hecho público el descubrimiento de la cédula de publicación de El Quijote de Cervantes por parte del profesor Fernando Bouza.

El descubrimiento ha sido posible gracias a la extensa investigación en torno a Rojas que Infantes ha abordado a través del estudio del Inventario de sus libros, realizado a su muerte en Talavera de la Reina en 1541 y al que ya dedicó una extensa investigación en 1998, logrando ahora identificar uno de los volúmenes de sus biblioteca personal.