+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

atletismo 3 campeonato de España de medio maratón

Benabbou revalida su título y Urbina y Carretero son medalla

Festival extremeño en Sant Cugat en una mañana histórica para el deporte regional

 

El talayuelano Houssame Benabbou, en plena carrera, ayer. - LBDC WEBRUN SPORT

El podio, con todos los protagonistas. - LBDC WEBRUN SPORT

JOSÉ MARÍA ORTIZ deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
01/04/2019

Estoy muy contento y emocionado». El talayuelano Houssame Benabbou transmitía así a este diario sus sentimientos tras revalidar su título de campeón de España de medio maratón en Sant Cugat después de ser oro en el 2018 en Melilla. No fue la única alegría del atletismo regional de un domingo pletórico: la cacereña Tere Urbina fue plata y la sanvicenteña bronce en la prueba femenina ganada en el 2018 por la primera. La dombenitense Mamen Ledesma fue novena.

El fondista extremeño hizo un tiempo final de 1 hora, 3 minutos y 55 segundos, seguido por el gallego Tariku Novales (1h04:23) y el palentino Javier García del Barrio (1h04:33). En chicas, la alavesa Elena Loyo, con 1h13:16, coge el testigo de Urbina, esta vez segunda con 1h13:51 tras un emocionante final. Tania Carretero (1h15:37) estuvo con las mejores hasta el tramo definitivo, en el que se alejó, aunque su trabajo fue excelente.

Benabbou (25 años, residente en Cáceres y perteneciente al AD Marathon), dijo que ya está pensando en ganar en el 2020 para ser el que más ha vencido en la historia de este evento y dedicó su triunfo a su entrenador, Jesús Antonio Núñez, se acordó de su patrocinador, Joma, y dijo que la carrera en sí había sido «muy exigente». «Pero confío en mi trabajo. Han sido tres meses de muchísima intensidad. Venía a revalidar el título y no me conformaba con la plata», recalcó. «Tenía ganas de motivarme», incidió.

‘La Mitja’, como es conocida popularmente el medio maratón de Sant Cugat, cumplió su 35 edición en un circuito de 16 km que pasaba por el centro de la ciudad y al que había que dar una vuelta entera y otra más corta para completar los 21.097 m, con una suave bajada en el último tramo, informó Efe. El cambio de hora exigió un esfuerzo adicional a los participantes (143 en el campeonato de España, más los corredores populares), que hubieron de madrugar para tomar la salida, aunque la temperatura -12 grados- era ideal para correr un medio maratón.