+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MUNDIAL DE WATERPOLO

España vuelve a toparse con EEUU y acaba segunda del Mundo

El combinado americano logra su tercer mundial consecutivo ante una combativa España (11-6)

 

Aria Fischer jugadora de Estados Unidos y Paula Leiton de España de waterpolo en los Campeonatos del mundo en Corea - AP / LEE JIN-MAN

IRATI VIDAL
26/07/2019

España se despide del mundial de Gwangju con la cabeza alta y otra medalla de plata para la historia. No pudo contra su bestia negra, Estados Unidos, y sumó su undécima derrota consecutiva ante el conjunto dirigido por Adam Krikorian en una final en la que España se desdibujó superados los dos cuartos.

Bajo la lluvia coreana el partido empezó como se preveía en las quinielas, con el primer sprint y el primer gol para las estadounidenses. Margaret Steffens, ex del CN Sabadel, estrenó el electrónico sin dar apenas respiro a las waterpolistas españolas. Pero las chicas de Miki Oca respondieron rápido. Bea Ortiz empató el partido y Pili Peña puso el miedo con un disparo a la madera. Los postes fueron el primer rival de las españolas. El segundo, la mejor portera del mundo, Ashleigh Johnson. Los lanzamientos exteriores acababan todos bajo sus brazos, los de las boyas no lograban salir de la telaraña que sus compañeras tejieron en aguas coreanas.

El combinado de las barras y las estrellas volvió a ser el martillo de la última final del campeonato del mundo y dejó a las chicas de Miki Oca sin el ansiado primer puesto. Todo el mundo del waterpolo femenino las conoce, son un rival potentísimo en todos los sentidos, advertía el seleccionador español antes del encuentro. Y vaya si lo fueron.

LAS INFERIORIDADES LASTRARON A ESPAÑA

Aunque de inicio, las americanas no lo tuvieron nada fácil para revalidar su tercer mundial consecutivo y entrar en los anales de la historia (nadie lo había conseguido hasta el momento). La seis veces campeona mundial se topó con una gran defensa española que privó a las boyas de lanzamientos fáciles y dejó al resto ante la siempre inmensa Laura Ester. Pero para doblegar a las mejores se necesita más que perfección y eso le faltó a España. La diferencia estuvo en los pequeños detalles, como las superioridades no aprovechadas. Por cada española expulsada, el conjunto americano respondía con un gol. Por cada expulsión forzada, las de Miki Oca se estrellaban ante Ashleigh Johnson y su envergadura.

Y ahí terminó el partido, cuando al término del segundo cuarto Melissa Seidemann anotó el 5 3 aprovechando la tercera superioridad de EEUU. Nadie previó entonces la que se le venia a España. Exceptó el combinado de Adam Krikorian, que supo por donde había que hacer daño y en el tercer cuarto empezó a agrandar la diferencia en el marcador a base de contras. Defendían con garra y carácter y se gustaban en ataque. Así, lograron dejar en el dique seco al ataque español mientras iban sumando goles a su estadística.

Roser Tarragó, máxima anotadora del conjunto español, supo recortar distancias desde el punto de penalti y Judith Forca hizo buenas las paradas de Laura Ester para colocar a España a cinco goles del milagro con un zurdazo de oro que terminó siendo de plata. Porque cuando las hispanas se lo creyeron, Ashleigh Johnson volvió a aparecer. Y aunque Bea Ortiz recortara distancias con un golazo de vaselina, entonces solo quedaba restar segundos al cronometro y empezar a trabajar para regresar a lo más alto. Porque el primer eslabón del podio sigue siendo americano.