+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

segunda división 3 continúa el casting para elegir al nuevo entrenador azulgrana

El Extremadura aún deshoja la margarita y confía en Vílchez

El club no quiere precipitarse y podría decidir su banquillo tras el partido del Numancia

 

Edu Vílchez pega al pecho a Granero en un gesto al estilo Carlos Aimar antes de un partido. - ALBERTO LORITE

RODRIGO MORÁN deportes@extremadura.elperiodico.com ALMENDRALEJO
20/02/2019

El Extremadura no quiere equivocarse. Y por tanto, la decisión sobre el nuevo entrenador, se va a demorar. Al menos, hasta que la dirección deportiva y la directiva lo tengan claro al cien por cien. Y eso, de momento, no ha ocurrido. El Extremadura sigue manteniendo contactos con entrenadores para analizar cuál puede ser el recambio de Rodri, pero al mismo tiempo confía en Eduardo Vílchez, segundo del míster cesado, para llevar las riendas del partido ante el Numancia.

El presidente Manuel Franganillo ha vuelto a señalar que están muy tranquilos con el cuerpo técnico actual, de momento. En el entrenamiento de ayer, Vílchez ejerció de primer técnico, Pedro José y Dani Chamorro, de ayudantes, con David Valle, de preparador de porteros. El club sigue sondeando ofrecimientos y posibilidades, pero todo apunta a que va a esperar a la próxima semana.

El cásting para elegir entrenador continuó ayer con reuniones con dos técnicos. No han trascendido sus nombres, pero sí algunos de los que se han ofrecido como Iván Helguera o Constantin Galca. En el Extremadura agradecen los ofrecimientos, pero no quieren un perfil como el fallido de Martín Vázquez. Quieren un técnico con experiencia, hambre y determinación. Y eso no es fácil de encontrar.

El club contactó con dos opciones para empezar como fueron Pep Martí y Luis César Sampedro, pero ni uno ni el otro vieron clara la opción de venir a Almendralejo. La directiva es consciente de que hay técnicos que no quieren apostar, por eso buscan un entrenador con hambre de saber que es posible triunfar de azulgrana.

Responsabilizados / La plantilla volvió ayer a los entrenamientos expectante por la situación generada y con Vílchez de primer técnico. Uno de los capitantes, Aitor Fernández, es consciente de la responsabilidad que tienen los jugadores: «de todos los que estamos ahí dentro, nosotros somos los que tenemos que estar con más tranquilidad y frialdad que nunca. Está claro que todos querríamos ir mejor, pero también sabíamos desde el principio que esto no iba a ser un camino de rosas y el que no lo afrontara así, se sabe que sufriría. Aún así, sin salir del todo bien, estamos ahí. Es momento de estar unidos y creer.

El guerrero asturiano es franco al señalar que «siempre hay líderes en los vestuarios, pero vosotros no sabéis la mitad de las cosas que pasan en el vestuario porque el vestuario es la familia y de ahí no sale nada. Pero sabemos que dentro están pasando cosas positivas».

El equipo se entrenó con normalidad con la única ausencia de Peroné, que sigue corriendo al margen para recuperarse de la lesión en el abductor.

REACCIÓN / Quienes han vuelto a reaccionar al varapalo han sido los aficionados. Ayer ya se habían retirado más de medio millar de entradas a precios populares que el club ha sacado como medida para fomentar el apoyo al partido del domingo. Las peñas se han reunido con el club y preparan nuevas iniciativas para dar colorido y ambiente al Francisco de la Hera. Y es que el Extremadura no quiere rendirse en mitad del camino. No por ahora.