+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CARRERAS POR MONTAÑA 3 COPA DE EXTREMADURA

Guadalupe espera a 300 participantes en la sexta edición de su carrera

La prueba reina, con un trazado de 27 kiómetros

 

EFE CÁCERES
13/02/2019

Unos 300 corredores se espera que participen en las carreras por montaña ‘Puebla y Villa de Guadalupe’, que se disputan en este municipio cacereño el 24 de febrero y que como novedad contará con una minicarrera de 11,8 kilómetros.

La prueba reina de 27,3 kilómetros saldrá a las 10.00 horas de la plaza Juan Carlos I y entra dentro del circuito de la copa de Extremadura de la Federación regional de Montaña y Escalada.

El alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez, y el coordinador técnico de la prueba, Jesús Pedro Vázquez, presentaron en Cáceres la VI edición de esta carrera.

La cita deportiva contará con actividades paralelas, apoyadas por los empresarios locales, como un concierto la jornada anterior con entrada gratuita para los inscritos en la carrera y una visita guiada a la puebla para los acompañantes de los corredores el mismo día de la prueba.

«Apostamos por este tipo de eventos que nos ayudan a promocionar la localidad y a difundir el deporte en un entorno privilegiado, el entorno del geoparque mundial de la Unesco Villuerca-Ibores-Jara», expresó Sánchez.

Todos los corredores se llevarán una medalla conmemorativa del XXV aniversario de la declaración Unesco del Monasterio de Guadalupe como Patrimonio de la Humanidad, acontecimiento de excepcional interés público.

El recorrido será similar a años anteriores, excluyendo el tramo asfaltado final que este año se ha eliminado por un tramo más técnico de pedrera.

Con salida por el centro urbano, la carrera transcurrirá por la ermita de Santa Catalina, la Ruta Isabel la Católica y llegará hasta la zona del castaño milenario de ‘El Abuelo’, continuando por la presa de ‘El Mato’ y el cerro ‘Hurocao’. Tras ello se llega a un terreno de piedras hasta llegar a la vereda de la Ruta de Alfonso XI y la ermita del Humilladero, para terminar volviendo al centro de la localidad. Por otro lado, la minicarrera tendrá un recorrido más sencillo en teoría.