+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PROTAGONISTA EXTREMEÑO EN LA FASE DE ASCENSO A SEGUNDA B

Nando Copete, ‘amenaza amiga’ para el Coria

El exdelantero de Extremadura, Badajoz y Cacereño volverá el domingo a La Isla convertido en una referencia ofensiva del Villarrubia

 

Con su hijo cacereño 8 Nando Copete, con Luka. - CEDIDA

JOSÉ MARÍA ORTIZ deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
24/05/2019

A Fernando Copete Valllina, ‘Nando Copete’ (Almendralejo, 9 de abril de 1992) la vida le ha dado algún que otro palo, que ha superado a base de fe y trabajo, pero también alegrías merecidas para quien ha apostado por ser un futbolista importante allí donde su carrera le ha llevado. El exdelantero de Extremadura, Badajoz y Cacereño volverá a la región el domingo como referencia ofensiva del Forma Villarrubia, y lo hará ante el Coria. «Será bonito», dice el extremeño, autor de 15 goles este año con el club manchego. «Es el equipo que mejor se me da», recuerda a modo anecdótico sobre su oponente, al que visitará con su club el domingo a partir de las 19.30 horas. Con el Extremadura, en la temporada 2012-2013 le hizo cuatro goles, dos en La Isla y otros dos en el Francisco de la Hera.

Recuerdos. Muchos buenos recuerdos, entrelazados con un mal final en una temporada en su última aventura profesional en su región. «Fernando Pino es un cacho de pan y también está ahí Carlos García, otro gran jugador, de los que fui compañero en el Cacereño», dice el almendralejense tras el entrenamiento con su equipo y antes de ir a la guardería a por su hijo Luka, que tuvo en Cáceres «coincidiendo con un 1-3 en Jerez».

Copete dice que aceptó la oferta del club manchego por su «seriedad y estabilidad económica» que él perseguía desde la mala experiencia que tuvo el pasado año en el Guadalajara, donde pasó problemas graves tras unos primeros meses buenos en el Jaén.

«Nosotros podemos comer cualquier cosa, pero un bebé no», rememora Copete de su tremendo periplo en el Guadalajara. Es un capítulo que quiere olvidar, como el último partido con el Cacereño, cuando fue expulsado ante el Deportivo B en una eliminatoria en la que, recuerda, «me anularon dos goles, uno en casa y otro fuera». La delgada línea del éxito no fue traspasada para este futbolista. El ascenso estuvo ahí en ese desdichado partido de Riazor, pero también en las botas de Gerard Artigas o el propio Pino. «Pasó lo que pasó y ya está. Éramos un equipazo y no tuvimos suerte», agregó.

«Tengo la confianza del entrenador, y eso es para mí muy importante. Juego de ‘9’ y no me he limitado a los goles, ya que he dado también he dado aistencias y me ha ido muy bien, sí», dice el futbolista extremeño sobre esta temporada.

Con Copete, otros viejos conocidos: Fran Minaya estuvo con él en el Cacereño; Dieguito, ex del Diocesano, Villanovense y Extremadura; Barbero (Moralo), Diop (Don Benito). Todo un desafío para el Coria.