+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LIGA FEMENINA DIA 3 DECIMOQUINTA JORNADA (18.00 HORAS, PABELLÓN SERRANO MACAYO)

El Nissan Al-Qázeres expone sus dudas frente al poderoso Avenida

«Imposible no hay nada en la vida», dice el técnico Jesús Sánchez sobre la posibilidad de ganar

 

Paola Ferrari y Gaby Ocete, en una actividad con personas discapacitadas en Cocemfe organizada por el Nissan Al-Qázeres Extremadura. -

J. O. / J. M. O.
12/01/2019

Merienda potente esta tarde la que se sirve en el pabellón Serrano Macayo (18.00 horas). Visita al Nissan Al-Qázeres Extremadura el Perfumerías Avenida, gran ‘capo’ del baloncesto femenino español en los últimos años con un dominio que no ha admitido apenas respuesta en todas las competiciones domésticas. Lleva dos tripletes (Liga-Copa-Supercopa) seguidos y va camino de un tercero, por mucho que por ahora el Uni Girona marche líder.

Esa es la papeleta que tiene un conjunto local que no llega precisamente en su mejor momento. La doble salida a Galicia para cerrar la primera vuelta y abrir la segunda se saldó con derrota. La consecuencia de caer en Lugo y en Ferrol ha sido estar fuera de la zona de ‘playoff’. Y seguramente lo peor está por venir, ya que llega una fase durísima del calendario con todos los equipos de la zona alta como rivales.

Para colmo, Jesús Sánchez está en pleno rediseño de la plantilla con un cambio capital de la americana exterior. Shacobia Barbee, lesionada, fue suplida por Reneeka Hodges, una jugadora de características diferentes, aunque de sobrado prestigio.

Se observa cierto cansancio físico y psicológico en el vestuario. Al entrenador tampoco parece haberle entusiasmado una entrevista en este diario en la que la líder del grupo, Pao Ferrari, cuestionaba el rendimiento del equipo: «Cada uno es libre de dar su opinión, pero hay otros sitios, y es donde yo lo hago»

Son días extraños en el Al-Qázeres y es difícil imaginarse una sorpresa esta tarde, pero el propio Sánchez no pierde la esperanza. «Si no pensábamos que podemos, no iríamos ni al pabellón. Imposible no hay nada en la vida», apuntó el jueves.

Sí asumió que será «muy difícil ganar» porque enfrente estará una plantilla «de mucha calidad», que ha sido «la referencia en los últimos años».

«Intentaremos hacer el partido más serio y duro posible en nuestra casa, delante de nuestra gente. Vamos a intentar competir lo más que podamos, aunque han perdido muy pocos partidos fuera del guión en los últimos años

Su receta es «trabajar para mejorar lo que hacemos bien». Muchos minutos de los entrenamientos se han empleado en integrar completamente a Hodges, muy fuera de onda en su debut de hace unos días en Ferrol. Solo anotó 8 puntos en 32 minutos con una serie de 1/6 en tiros de campo. Pero se confía en su veteranía y currículum.

NOMBRES PROPIOS / Enfrente, un Perfumerías «con muchas armas», entre las que Sánchez mencionó dos aspectos fundamentales: el físico bajo los tableros con Erika da Souza, Angela Robinson y Laura Gil («son versátiles y muy grandes») y la dirección de juego que llevan Silvia Domínguez y María Asurmendi. «Mantienen el bloque de otros años y las nuevas se han adaptado bien», remarcó.

A las suyas el invierno se les viene encima. Después de recibir a las salmantinas llegarán el viaje a Gernika (tercero de la tabla), otro partido ‘imposible’ en casa frente al Uni Girona y otra enmarañada visita al norte, al IDK Gipuzkoa. Y todo con Hodges teniendo que coger el ritmo. «Con ella el equipo va a cambiar. Vamos a ser mejores en algunas cosas y peores en otras. Esperemos en la medida de lo posible sacar alguno de los partidos que no ganamos en la primera vuelta», analizó el entrenador, que intentó insuflar optimismo en la lucha por el siguiente objetivo: la clasificación para los ‘playoffs’. «Hemos cumplido medio sueño, que era meternos en la Copa de la Reina. ¿Por qué no luchar por el siguiente?», se preguntó. Para ello, reconoció, «al equipo le falta readaptarse y volver a pelear. Tenemos que hacer el cambio de chip. Tenemos un nuevo reto por delante. En los últimos partidos no ha habido relajación, pero sí que hemos llegado a un tope físico y moral».