+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

fútbol 3 cuarto fichaje del club azulgrana para la nueva temporada en segunda división

Sergio Gil, conectividad para la sala de máquinas del Extremadura

El centrocampista aragonés llega libre procedente del Lugo y firma contrato por tres campañas

 

Sergio Gil en el calentamiento de uno de sus partidos este año con el Lugo. - LALIGA

RODRIGO MORÁN
14/07/2019

El Extremadura ya tiene el jugón que buscaba y que tanto echó de menos en bastantes tramos de la pasada temporada. Sergio Gil Latorre (Zaragoza 1996), conocido futbolísticamente como Sergio Gil, se ha convertido en la cuarta incorporación azulgrana de la temporada y se unirá en los próximos días a los entrenamientos de pretemporada.

El centrocampista aragonés, de 23 años, firma contrato para las próximas tres temporadas y llega como agente libre tras haber cumplido contrato con el Lugo, donde ha jugado las tres últimas campañas. Antes, Sergio Gil se había formado en la cantera del Real Zaragoza donde fue un jugador muy destacado para los directores deportivos del conjunto maño. Llegó a debutar en Segunda División con apenas 18 años y estuvo también dos campañas en el Zaragoza, por lo que las últimas cinco temporadas ha jugado en la división de plata.

Pese a su gran juventud, Sergio acumula ya más de 80 partidos en Segunda División. Es un medio centro organizador de corte ofensivo, aunque su polivalencia le permite desenvolverse en cualquier parte de la medular, ya sea con doble pivote o media de tres.

Es un futbolista fino, técnico, de los que gusta tener el balón en los pies y ser determinante con su visión de juego en los pases. Más pasador que llegador de área, jugó la pasada temporada 22 partidos en el Lugo.

Sergio está considerado un jugador de gran potencial, aunque no tuvo una salida sencilla del Real Zaragoza, algo que frenó su eclosión. En Lugo ha sido importante, aunque en determinados tramos no ha encontrado regularidad y ahora busca dar el salto definitivo en Almendralejo.

Variedad/ Con la llegada de Sergio Gil, el Extremadura gana un futbolista de condiciones distintas a los otros dos medios centros que ahora tiene en plantilla como son David Rocha y Gio Zarfino, el primero en principio más conservador y el segundo más liberal y rompedor.

Con Sergio Gil, el Extremadura deja muy perfilada la zona ancha del campo, aunque no pierde la esperanza todavía de poder contar con los servicios de Pedro Chirivella, cuya negociación con el Liverpool para obtener su pase o cesión está ahora mismo enquistada.

Con más tranquilidad se lo está tomando la directiva azulgrana para elegir a los delanteros llamados a ser claves esta temporada. Desde la dirección deportiva han indicado en varias ocasiones que están apuntando algo y no se quieren precipitar. En la retina tienen los casos de Rennella o Chuli, dos jugadores que llegaron el pasado verano con más nombre que fútbol y no triunfaron de azulgrana.

Dobles sesiones/ Mientras la dirección deportiva colorea la plantilla, el equipo se entrena bajo las órdenes de Manuel y con las altas temperaturas que azotan a la región durante los últimos días. Lo hace en dobles sesiones con mucha intensidad.

Manuel los quiere enchufados y está entrenando desde los primeros días de trabajo rondos de alta presión para que los jugadores adquieran rápido los conceptos que para el técnico gallego son innegociables.

Dentro de ese plantel de jugadores está Oliver Kalla, un jugador camerunés que es hijo del mítico Raymond Kalla, ex futbolista del CF Extremadura de Primera División. Está a prueba, aunque siempre para ir al filial.

También sorprendía en el día de ayer la presencia de Pepe Bernal, ex del Don Benito la pasada campaña. El jugador está a prueba y Manuel lo evaluará durante estos días.