+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Los valientes son de Segunda B

El Extremadura derrota al Atlético Sanluqueño en un partido de infarto hasta el último minuto

 

Los jugadores del Extremadura celebran la permanencia en el césped del Francisco de la Hera con sus aficionados. - ALBERTO LORITE

RODRIGO MORÁN
08/05/2017

Los valientes serán de Segunda B la próxima temporada. En un partido taquicárdico, el Extremadura logró tumbar al Atlético Sanluqueño y vio como los marcadores le acompañaron para ser equipo de bronce la próxima temporada. Diez mil personas arroparon y empujaron al Extremadura en una de las entradas históricas en el coliseo azulgrana. La afición fue un factor determinante en un partido donde el Extremadura jugó con mucha tensión, pero que supo cerrar con acierto.

Fue dueño y señor del encuentro el Extremadura en todo momento. Dominó todas las facetas del juego, aunque le faltó la profundidad necesaria para conectar ese último pase que le habilitara para grandes ocasiones de gol. Las primeras fueron azulgranas, con un Diego Díaz espectacular por banda izquierda. Fue el que metió la electricidad necesidad para desbordar por banda izquierda, pero sus acciones se quedaron sin rematador.

Le costó al Extremadura encontrarle el pulso el partido porque le costó encontrar a Javi Pérez, que esta vez jugó en la mediapunta. El cordobés estuvo bien tapado y no pudo conectar bola en la primera parte. Si se liberó más en la segunda parte y eso, el Extremadura, lo agradeció.

El Sanluqueño dio la cara y se jugó sus bazas a la velocidad de Hamza. El marroquí estuvo a punto de conectar varias contras que puso al Francisco de la Hera con el corazón en un puño, pero la defensa volvió a estar inconmensurable, con Doblas al margen, otra lección bajo palos.

En la segunda parte, el Extremadura arriesgó y se fue decididamente hacia arriba. Echó de menos a Willy y fue Hume, el canadiense, el que se vistió de héroe. En una jugada muy combinada, Dieguito centró por la izquierda, Javi Pérez templó la bola al corazón del área y Hume remató al palo contrario del portero. Reventó el estadio al unísino y, desde ese momento, la grada llevó en volandas al Extremadura. Pudo hacer el segundo Dieguito, que se escapó en una contra por la banda derecha, pero su disparo cruzado se estalló en el poste. También la tuvo muy cerca Zamora, con un franco directo desde el vértice izquierdo del área, pero se topó con la madera ante el disgusto de la grada.

Fueron pasando los minutos y lo que era euforia se convirtió en miedo contenido. El Sanluqueño fue de menos a más y empezó a llegar con peligro sobre el marco local. En su mejor jugada, Sana se quedó delante de Doblas y el portero sevillano hizo una extraordinaria parada de esas que se recordarán para siempre. Alguno se acordó, en ese momento, de la mano salvadora de Saavedra en el ascenso ante el Conquense. Y fue parecida, significó algo parecido.

LOCURA/ Sufrió de manera agónica los diez mil valientes que apoyaban desde la grada. Y también desde dentro. Con el descuento ya agotado y el Sanluqueño volcado, una contra letal puso la guinda a un partido histórico. Miguel Rubia rompió por banda izquierda y regaló el gol de la salvación a Dieguito, que coronó con el tanto su gran partido.

Tras el pitido final se desbordó la locura sobre el césped del Francisco de la Hera. Los jugadores dieron dos vueltas al terreno de juego para agradecer al público el derroche de energía que les llegó desde la grada.

A pie de campo, Manuel Franganillo declaraba a este periódico que «ha sido único lo vivido en el día de hoy. Con esta gente se puede ir a cualquier sitio y con esta afición estamos seguros de que volveremos al fútbol profesional»

Se vieron muchas lágrimas de alegría en los rostros de los jugadores. Muchos de ellos se lanzaron a la grada a fundirse en abrazos con familiares y peñistas. El estadio no se vació hasta más de media hora pasado el partido, con la gente entregada entonando a capela el himno del Extremadura.

El conjunto azulgrana ya está matemáticamente salvado y viajará a Murcia sin nada en juego, aunque desde algunos sectores ya avisan de que serán los más profesionales del mundo. En la primera vuelta, el Extremadura sólo tenía 14 puntos. En muchos estadios de la liga se escuchó el ‘A Tercera, a Tercera’ por parte de las aficiones visitantes. Nadie daba un euro por el cuadro de Juan Sabas. Cuatro meses después, los valientes han obrado uno de esos milagros que nunca se olvidarán en Almendralejo.

extremadura 2

sanluqueño 0

3Goles: 1-0: minuto 54, Hume; 2-0: minuto 93, Dieguito.

3Árbitro: Cid Camacho (Cast.León). Amonestó a los locales Aitor y Cristóbal; y a los visitantes Alberto y Marcelo.

3Estadio: Francisco de la Hera.

3Espectadores: 10.000.

3Extremadura: Doblas; Sergio, Zamora, Aitor, Currais, Fall, Perera, Javi Pérez (Cristóbal, minuto 83), Dieguito, Carlos Rubén (Rubia, minuto 46). Hume (Renzo López, minuto 64).

3Sanluqueño: Manolo; Alberto, Marcelo, Jurado, Ceballos, Sana, Mawi (Rufino, minuto 80), Carlos García, Hamza (Armero, minuto 55), Antonio Jesús, Heredia (Borja, minuto 66).

   
1 Comentario
01

Por Anibal 7:48 - 08.05.2017

Noche májica vivida en Almendralejo, ambientazo de bandera recordando tiempos de gloria en nuestra Ciudad. Enhorabuena al Villanovense también