+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UNA LARGA RECUPERACIÓN

La vuelta de Umtiti puede esperar

Si el físico de Lenglet aguanta, los técnicos se plentean la Supercopa de Catalunya como una ocasión óptima para probar la rodilla del internacional francés

 

Samuel Umtiti, en una reciente sesión de entrenamiento. - EFE / ALEJANDRO GARCÍA

RAFAEL TAPOUNET
21/02/2019

Por más que Ernesto Valverde sostuviera con vehemencia en la previa del partido ante el Olympique de Lyon que la presencia de Samuel Umtiti en la convocatoria respondía a criterios exclusivamente deportivos, es innegable (y así lo reconocen fuentes del entorno del primer equipo) que el deseo del central francés de reencontrarse con el equipo en el que se formó como futbolista fue un factor de peso a la hora de abrirle las puertas de la expedición azulgrana a la ciudad del Ródano. Es algo comprensible, y más después de ver el cálido recibimiento que los aficionados de ‘Les Gones’ dispensaron a su antigua estrella, cuyo nombre corearon en diversos momentos del partido y para quien confeccionaron pancartas de bienvenida.

Pero una vez cubierta esa pequeña deuda sentimental, toca plantearse cuándo y cómo se produce la reaparición de Umtiti sobre un campo de juego. La excelente respuesta que ha ofrecido Clément Lenglet durante la prolongada ausencia de su compatriota ha disminuido la presión sobre el cuerpo técnico a la hora de preparar la vuelta, pero, en las últimas semanas, el exsevillista ha dado señales de fatiga muscular, lo que ha suscitado algunas dudas sobre su concurso en los tres importantes compromisos que debe abordar el Barça en los próximos 10 días (la visita al Sánchez Pizjuán y los dos clásicos en el Bernabeu).

 

SEIS CENTRALES, PERO...

Gerard Piqué atraviesa un momento espléndido y está acusando la acumulación de minutos. Pero el frágil Thomas Vermaelen, que disputó los 90 minutos en el encuentro del pasado sábado frente al Valladolid, vuelve a ser baja por una sobrecarga en el gemelo, y ni Jeison Murillo ni el joven Jean-Clair Todibo gozan, por motivos distintos, de la confianza de Valverde para afrontar unas citas tan exigentes. Por esa razón, no cabe descartar que, si el estado físico de Lenglet flaquea, el regreso de Umtiti al césped se produzca en uno de esos tres partidos. Pero ese no es, para nada, el plan que los técnicos azulgranas consideran más óptimo.

Condicionados por el precedente del choque con el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano (el pasado 24 de noviembre), cuando la reaparición del central francés acabó en recaída, Valverde y sus colaboradores prefieren probar la recalcitrante rodilla izquierda de Umtiti en un duelo mucho más intrascendente. Y ahí, a la vuelta de la esquina, aguarda la Supercopa de Catalunya, que el miércoles 6 de marzo enfrentará al Barça y el Girona en Sabadell. Es una oportunidad idónea para que el francés juegue sin presión y, a la luz de su rendimiento, los médicos evalúen si está en condiciones de reintegrarse a la dinámica competitiva del primer equipo con plenas garantías.

En caso afirmativo, Samuel Umtiti podría volver a jugar un encuentro de Liga el sábado 9 de marzo en el Camp Nou ante el Rayo Vallecano y pasar así el test definitivo antes del partido de vuelta de los octavos de final de la Champions con el Olympique, una cita que el campeón del mundo francés tiene marcada en rojo en la agenda.