+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

baloncesto // el inicio de la segunda vuelta en la leb oro (21.00 horas)

Vuelve un viejo amigo al Multiusos

El Manresa llega a Cáceres 15 años después de su última visita; Rakocevic apenas ha entrenado

 

Warren Ward defiende a Gabriel Lundberg en el partido de la primera vuelta en Manresa. - FEB

Javier Ortiz Javier Ortiz
12/01/2018

Hay que coger el DeLorean y viajar hasta el 2 de noviembre del 2002 para encontrar la última visita del Basquet Manresa al Multiusos. Fue una victoria del ya extinto Cáceres CB (82-75) en la temporada de su descenso en la Liga ACB. Hoy, ese viejo amigo vuelve para visitar a un club nuevo, pero que ya tiene diez años. Será a las 21.00 horas en lo que supondrá el inicio de la segunda vuelta de la LEB Oro.

En 15 años da tiempo para que pase de todo, pero Cáceres y Manresa --que en este tiempo ha bajado dos veces a la segunda categoría, la segunda de ellas hace unos meses-- no se han llegado a cruzar. Sí lo hicieron en la jornada inaugural de esta temporada, en la que los catalanes vencieron por 81-73.

El conjunto de Ñete Bohigas buscará una nueva hazaña en casa frente a uno de los equipos llamados a luchar por el ascenso, como ha pasado recientemente ante Melilla y Palencia. Lo hará con un elemento extra de dificultad, además de las consabidas bajas de Rolandas Jakstas y Guille Corrales: Niko Rakocevic apenas ha entrenado durante la semana por culpa de una gastroenteritis. Sí que pudo trabajar ayer, pero lo hizo mermado. Hoy saldrá a la cancha, pero su rendimiento es una incógnita.

«Afrontamos un partido muy complicado, no hace falta decir el nivel que tiene Manresa. Es un equipo muy peculiar en muchos aspectos, muy activo en defensa, asumiendo muchas situaciones de riesgo», analizó el técnico cacereño, que señaló como gran referencia ofensiva a Jordi Trías. «Juegan muy bien sin balón», destacó, asumiendo que se trata de un encuentro «de los que gusta jugar».

«La gente se siente segura y hay jugadores dando un paso adelante porque saben que van a estar más minutos en la pista. Eso va a ayudar. Nos sentimos seguros», añadió Bohigas, que ha dado más descansos que en otras semanas para que los jugadores lleguen más frescos a la cita de hoy. En el horizonte se anhela para recuperar lesionados el descanso por la disputa de la Copa de la Princesa, que el propio ICL Manresa intentará lograr ante el Breogán el 3 de febrero.

EL PAPEL DE DANI / Uno de esos hombres emergentes es Dani Martínez, que en su regreso al papel de base reserva encestó 14 puntos sin fallo ante el Palencia. «Su caso era peculiar porque es la primera vez que juega lejos de casa. Eso lleva su proceso, pero estoy muy contento con él», comentó su entrenador.

De momento no se vislumbran refuerzos en el horizonte. «El problema es que no sabemos exactamente cuánto tiempo va a estar parado Jakstas. El cuerpo médico también tiene que decidir. Mi obligación es buscar soluciones. Siempre he dicho que voy a trabajar con lo que tengo», indicó Bohigas, que asumió que «de haber otra baja, sería ya todo muy complicado. Una torcedura puede ocurrir en cualquier momento».

Él, como segundo entrenador, se enfrentó muchas veces a Manresa en los años en ACB. «Fue un milagro que se mantuviese tantos años y que llegase a ganar la Copa [en 1996] y la Liga [en 1998]. Hicieron las cosas muy bien», rememora. Pero los tiempos han cambiado, evidentemente. Ahora con el patrocinio de ICL --aunque resultará difícil borrar el de TDK de los mejores tiempos-- marcha segundo en la tabla. El Cáceres está nueve posiciones por debajo, pero se aferra a su objetivo de luchar por estar en los playoffs. Tiene toda la segunda vuelta para pelearlo en noches como la de hoy.