+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

AEROLÍNEAS

Air Nostrum adapta su estructura empresarial para la fusión con CityJet

 

El presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu. - MIGUEL LORENZO

NACHO HERRERO
22/03/2019

El presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, ha informado este viernes de que la compañía acometerá en los próximos meses una reestructuración societaria total para prepararse ante la fusión con la irlandesa CityJet, que afectará a la totalidad de la plantilla y que no implica despidos. Bertomeu ha vaticinado un gran movimiento de consolidación en el sector de la aviación comercial europea, a imitación del que ya se ha producido en Estados Unidos, y ha insistido en que en este proceso Air Nostrum aspira a ser protagonista o "consolidador", en lugar de "consolidado".

El nuevo diseño empresarial contempla la creación de varias sociedades, de modo que Air Nostrum "dejará de ser una aerolínea para ser un conjunto de empresas" con presencia en Europa y Sudamérica, dedicadas a mantenimiento, formación, leasing, extinción de incendios o comercialización, además de la tradicional operación de aviones y el proyecto de operación de trenes, que ya planea junto a Acciona.

La nueva estructura societaria estará constituida por siete empresas independientes: Air Nostrum Engineering (mantenimiento en Europa), Air Nostrum Global Services (servicios centrales), ANTA (mantenimiento en Sudamérica), Air Nostrum Training (formación), Saimer (leasing), Aer Resources Agency (personal de apoyo) y Air Nostrum Commercial (comercializadora).

Los accionistas de ILAI, la sociedad gestora del grupo, en estos momentos, son socios también de las demás aerolíneas que forman parte del entramado empresarial: Air Nostrum, en España; Medops, en Malta; Hibernian, en Irlanda; Flyest, en Argentina; Paranair, en Paraguay.

También son socios de otras empresas como Saimer (leasing), ILSA en el campo ferroviario, Plysa en la lucha contra incendios y TAC en trabajos aéreos. "Con esta nueva organización el grupo se dota de mayor flexibilidad y ganará en eficiencia para afrontar en las mejores condiciones posibles el proceso de consolidación que se está produciendo en el sector y que dará lugar a quiebras de algunas aerolíneas y fusiones entre compañías", ha vaticinado Bertomeu, que ha calificado esta reforma como el "esqueleto de un grupo que garantice la eficiencia".

Según ha explicado el presidente de Air Nostrum, en los últimos años el mercado aéreo estadounidense se ha consolidado en torno a la creación de cinco grandes grupos de aerolíneas, y la aviación regional norteamericana ha sufrido un proceso similar: de las 46 aerolíneas regionales que había en Estados Unidos en 1990, actualmente quedan sólo 16. "Y en Europa el sector está viviendo también una situación convulsa",ha añadido.

Preguntado por si contempla operaciones futuras en las que esté implicado Air Nostrum, su presidente ha apuntado que no ha recibido oferta alguna y que tampoco la busca, y que cuando dice que su firma pretende ser "consolidadora" es porque, previsiblemente será mayoritaria en la fusión con CityJet. En este proceso de reestructuración, los trabajadores de Air Nostrum pasarán a las nuevas sociedades conservando su antigüedad y todos sus derechos laborales; y los empleados del grupo que trabajen en España estarán sujetos a la legislación española, ha insistido el máximo responsable de la compañía.

A preguntas de la prensa, Bertomeu recordó que en la actualidad está pendiente de aprobación por las autoridades regulatorias europeas el proyecto de integración entre Air Nostrum y CityJet, que dará lugar al mayor grupo europeo de aerolíneas regionales y cuyo nombre operativo todavía está por decidir, según Bertomeu. La diversificación por negocios sigue su proceso a través de ILSA (en colaboración con Acciona) para canalizar la potencial inversión en trenes, y en Plysa (extinción de incendios), que dispone de cinco aviones y que próximamente incorporará otros dos.

Esta compañía tiene la intención de presentarse a los concursos de extinción de incendios forestales por medios aéreos que se vayan a licitar en las diversas comunidades autónomas españolas y también en el extranjero. Preguntado por los resultados de la compañía en 2018, Bertomeu se ha limitado a apuntar que "no ha sido malo" y que la facturación ha sido superior a la del año anterior.