+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GUERRA COMERCIAL

China levanta aranceles a la soja y el cerdo de EEUU

La exención llega durante las negociaciones entre los dos países

 

EL PERIÓDICO MADRID
07/12/2019

China levantará los aranceles a la importación de algunos envíos de soja y carne de cerdo procedentes de Estados Unidos, según informó el Ministerio de Finanzas chino citando la decisión del Ejecutivo del país. Estas exenciones arancelarias surgieron en respuesta a las solicitudes individuales de varias empresas para las importaciones de soja y carne de cerdo con origen en Estados Unidos, tal y como informó el ministerio en un comunicado. No obstante, no se especificaron las cantidades afectadas por la exención. China impuso aranceles del 25% tanto a la soja como a la carne de cerdo de EEUU en julio del 2018, en respuesta a los aranceles impuestos por Washington.

La exención se produce en el marco de las negociaciones entre los dos países para cerrar un acuerdo «de fase uno» o preliminar para desescalar su guerra comercial que dura 17 meses.

La guerra comercial, que se ha traducido en sucesivas subidas arancelarias por ambos países durante casi dos años, tuvo su último episodio el pasado 1 de septiembre con la entrada en vigor de la subida, por parte de Washington, del 10 al 15 % sobre importaciones chinas por valor de 112.000 millones de dólares.

Queda por ver si, después del anuncio de ayer, el próximo 15 de diciembre Estados Unidos aplica esa misma subida al 15 % sobre el resto de importaciones gravadas al 10 %, que podría alcanzar 300.000 millones de dólares.

CONSECUENCIAS / Las tensiones comerciales entre las dos mayores economías mundiales van más allá de las relaciones bilaterales y tienen profundas consecuencias mundiales.

En sus últimas previsiones de crecimiento mundial, publicadas en julio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó sus proyecciones de expansión al 3,2 % este año, una décima menos que en abril, lastradas por las dudas sobre la posible solución de esta disputa.