+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Condiciones laborales

El enfríamiento llega a los salarios, que se moderan hasta el 2,2% en septiembre

La evolución de las remuneraciones sigue en positivo, pero rompe con la tendencia alcista que mantenía desde enero

 

Un camarero en un restaurante. - PERE BATLLE

GABRIEL UBIETO
10/12/2019

El enfriamiento que empaña desde hace meses indicadores como la inflación o la creación de empleo comienza a notarse también en la evolución de los salarios. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este martes los últimos datos, correspondientes al tercer trimestre del 2019, del índice de coste laboral armonizado. Y estos revelan que los sueldos (la parte más sustanciosa de los costes laborales) se han moderarado en su ritmo de crecimiento este septiembre al 2,2%; cuando comenzaban el verano al 2,9%.

Los costes salariales han roto este tercer trimestre la tendencia alcista que acumulaban desde inicio de año, con tres trimestres seguidos de aumento del ritmo de crecimiento. Es decir, siguen creciendo, pues los últimos datos indican que los trabajadores españoles cobran el 2,2% más de media que en septiembre del 2018, pero comienzan a hacerlo de manera algo más contenida.

El coste salarial total por hora efectiva de trabajo cerró el cuarto trimestre del 2018 con una evolución positiva del 1,7%, pasó al 2,3% en el primer trimestre del 2019; siguió subiendo hasta el 2,9% en el segundo trimestre y ahora ha perdido algo de vigor y se ha moderado al 2,2%. "Esta evolución nos muestra un cambio de tendencia, aunque como en otros indicadores la desaceleración está siendo más suave de lo que inicialmente apuntaba", afirma el vicedecano de la facultad de economía de la UB, Raúl Ramos.

No obstante, ese 2,2% registrado en septiembre por el INE continúa siendo sustancialmente superior a la inflación actual. Según datos del propio INE, el IPC cerró en septiembre con un ritmo de crecimiento interanual del 0,1%. "Teniendo en cuenta que el BCE Banco Central Europeo se ha marcado un objetivo de inflación del 2%, el actual ritmo de crecimiento de los salarios es positivo. Por encima del 3% probablemente indicaría desajustes en ciertos sectores", añade Ramos.