+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Condiciones de trabajo

España se encuentra entre los países de la UE con más pobreza laboral

El 12,9% de los trabajadores son pobres y no llegan a fin de mes

 

Un grupo de trabajadores de Correos, en una manifestación. - EFE

GABRIEL UBIETO
02/02/2020

En España tener un empleo no es suficiente para escapar de la pobreza. O no lo es, al menos, para el 12,9% de los españoles con trabajo. España acumula ocho años de manera casi ininterrumpida entre el infausto grupo de los países de la Unión Europea con mayores índices de pobreza laboral; según los últimos datos disponibles publicados por Eurostat esta semana. Ese 12,9% de trabajadores pobres coloca a España como el tercer país con la mayor tasa de pobreza laboral de la UE.

Con un breve paréntesis en el 2013, España lleva afincada en el top 4 de los países de la Unión Europea con mayor pobreza laboral desde el 2012. Y, paradójicamente, cuando la economía española salió de la recesión y volvió a la senda del crecimiento, a partir del 2014, la pobreza laboral repuntó en España. Estable desde principios de siglo en torno a una ratio del 10%, alcanzó su máximo en el 2015, cuando afectaba al 13,1% de ocupados.

España comparte ese podio de la pobreza laboral con Rumanía (15,3%) y Luxemburgo (13,5%); con Italia (12,2%) y Grecia (11%). Los datos de Eurostat todavía no reflejan qué efectos han provocado las dos últimas subidas del salario mínimo interprofesional (SMI) en España, hasta los 950 euros actuales. Pues el principal objetivo de este concepto es reducir los índices de pobreza laboral. No siempre funciona y Luxemburgo es un ejemplo en este sentido; pues ostenta el salario mínimo más alto de la UE (de 2.071 euros brutos al mes) y la segunda tasa de pobreza laboral más alta.

Rumanía ejerce, en este sentido, como contraejemplo. En el 2018 registraba la tasa de pobreza laboral más alta (15,3%) del entonces club de los 28; aunque esta ha experimentado un notable descenso en el último lustro. En paralelo a una también notable subida del salario mínimo; pues el Gobierno rumano lo ha triplicado en la última década; hasta los actuales 446 euros. Lo que no evita que sea el tercer salario mínimo más bajo de la UE.

JUVENTUD PRECARIA// En España la precariedad de las condiciones de trabajo afecta en mayor medida a los jóvenes, lo que se traduce en mayores tasas de pobreza laboral. En el 2018 si esta afectaba de media al 12,9% de los ocupados; entre los menores de 30 años dicho porcentaje escalaba hasta el 16,3%. El repunte de la pobreza laboral en pleno proceso de expansión de la economía cohabita con el incremento de las formas de subocupación. Es decir, aquellas relaciones laborales en las que el trabajador desearía poder trabajar más horas para engrosar así su nómina. Los últimos datos de la encuesta de población activa (EPA) dan fe de ello, pues si bien el actual número de ocupados ya supera los registros previos al estallido de la crisis, el número de horas trabajadas todavía es el 5,8% inferior; así como la jornada laboral media.