+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CIERRE DE CAMPAÑA

Errejón llega a las urnas con expectativas a la baja

Más País confía en los descontentos con PSOE y Podemos para remontar las encuestas

 

El candidato de Más País, Íñigo Errejón, en el acto de cierre de campaña en Madrid - JESUS HELLÍN (EUROPA PRESS)

MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ
08/11/2019

Íñigo Errejón regresó a la arena política estatal hace apenas un mes y medio enarbolando el blasón del desbloqueo. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, sus homólogos en el PSOE y en Unidas Podemos, fueron sus principales objetivos, a los que acusó de provocar la repetición electoral. El candidato de Más País confiaba en obtener un resultado que le hiciera clave en la negociación de un Gobierno tras el 10-N y, para ello, apeló al voto de los descontentos. Esperanzado con alcanzar 15 diputados, Errejón lleva un par de semanas sin obtener más de cinco escaños en los sondeos. Y con esta escenario, el político madrileño dedicó, este viernes, los últimos minutos de campaña a endurecer su discurso contra Sánchez e Iglesias y acusarlos del crecimiento de Vox.

El cofundador de Podemos es consciente de que todavía está en juego el voto de los indecisos. Unos apoyos que pueden ser esenciales para tener grupo propio en el Congreso de los Diputados o pasar a engrosar las filas del grupo mixto. Madrid fue el escenario escogido para luchar por esos últimos votos. Así, acompañado por su principal referente, la exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el líder de Más País siguió apelando a los votantes descontentos en el bloque progresista y les dio más motivos para no decantarse entre Sánchez e Iglesias. Señaló a ambos políticos como los "responsables" de darle una nueva oportunidad a la extrema derecha y sentenció que, si todo el mundo vota igual que en el 28-A, el resultado será el mismo: terceras elecciones. "Un regalo de Navidad para el Señor Abascal", dijo.

Con papeleta solo en 18 provincias, aquellas en las que consideró que sumaria al bloque progresista, Errejón ha centrado su campaña en buscar simpatías en las cuatro regiones de Andalucía por las que se presenta -Sevilla, Córdoba, Granada y Cádiz- y en la Comunidad Valenciana, donde tiene a su principal aliando: Compromís. En Barcelona, la única de las cuatro circunscripciones catalanas en las que tendrá papeleta, pinchó.