+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La Audiencia indaga si mossos protegieron a imputados del 1-O

Nueve acusados por ocupar las vías del AVE en Sants el 8-N

 

J. G. ALBALAT
23/01/2018

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha acordado una serie de diligencias para averiguar «quién ordenó y cómo se gestó la actuación de vigilancia a políticos relacionados con la preparación del referéndum que tuvo lugar el 1 de octubre del 2017». La Guardia Civil sostiene en un informe que los altos cargos del Gobierno catalán investigados por la organización del referéndum unilateral del 1-O contaron con la colaboración de miembros de los Mossos para dificultar las pesquisas que se estaban llevando a cabo y eludir la vigilancia de los agentes del instituto armado.

La Guardia Civil apunta en su informe que algunos policías autonómicos informaron a estos altos cargos de las «técnicas policiales» utilizadas, como escuchas telefónicas, instalaciones de micrófonos, etcétera. Además, según el instituto armado, esos mossos les proporcionaron servicios de protección con escoltas, «cuya única finalidad dadas las circunstancias sería la de detectar y dificultar que puedan seguir siendo investigados por otros agentes de la autoridad».

En un auto, la jueza acepta la práctica de diligencias propuestas por la defensa de Josep Lluís Trapero, exmayor de los Mossos, y la intendente Teresa Laplana. Entre las que sí ha admitido figura la citación como testigo para el próximo 14 de febrero del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos con la intención de que concrete el operativo policial que coordinó el día del referéndum unilateral y si realmente los mossos se mostraron pasivos.

Por otra parte, el Juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona ha citado a declarar como investigados para los próximos 26 y 28 de marzo a nueve personas, la mayoría estudiantes, que supuestamente participaron en la ocupación de las vías de la estación de Sants, en la capital catalana, el pasado 8 de noviembre, durante la huelga convocada por el sindicato minoritario Intersindical-CSC y apoyada por los partidos y entidades independentistas. Durante esta jornada de protesta por los ingresos en prisión se llevaron a cabo cortes de tráfico y de líneas ferroviarias.