+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AUDIENCIA NACIONAL

La fiscalía se abre a cambiar de rebelión a sedición la acusación contra Trapero

La fiscala general del Estado apunta que esta modificación podría realizarse durante el juicio que se inicia en enero Segarra subraya el "marco" y la "trascendencia" en el caso de la sentencia del Supremo contra los líderes independentistas

 

El ’major’ de los Mossos Josep Lluis Trapero y su abogada, Olga Tubau. - JAVIER BARBANCHO

J. G. ALBALAT
21/11/2019

La fiscalía general del Estado, María José Segarra, ha abierto la puerta este jueves a modificar la acusación contra el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, e imputarle un delito de sedición y no de rebelión, como hasta ahora. El exjefe de la policía de la Generalitat se sentará en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional a partir del próximo 20 de enero por no haber evitado el asedio a la Consejería de Economía durante un registro de la Guardia Civil, el 20 de septiembre del 2017, y por la posible inacción durante el referéndum unilateral del 1-O.

Segarra, que se encuentra en Barcelona para mantener reuniones con la jefatura de la fiscalía en Cataluña y en Barcelona, ha asegurado a los medios de comunicación que no es el momento procesal oportuno para cambiar la acusación inicial contra Trapero, pero que puede cambiarse durante el juicio. En su opinión, "es evidente" el marco que impone la sentencia dictada por el Tribunal Supremo contra los dirigentes independentistas, a los que se atribuía rebelión y se condenó por sedición, así como "su transcendencia" en el proceso contra Trapero.

PENA DE PRISIÓN

La fiscalía reclama 11 años de prisión contra el exmando policial, pero también 11 años de prisión e inhabilitación por el mismo delito para el que fuera director de la policía autonómica, Pere Soler, y el exsecretario general de la Consejería de Interior, César Puig. Para la intendente Teresa Laplana, cuatro años de prisión por sedición. En su caso, son por los hechos que tuvieron lugar el 20 de septiembre del 2017 durante el registro en la Conserjería de Economía en Barcelona y el presunto asedio al que fue sometida la comitiva judicial. A Trapero se le acusa, además, por la presunta inacción el 1-O.