+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL FUTURO DE ESPAÑA

Las siete coincidencias y diferencias sociales entre PSOE y Podemos

Ambos partidos defienden recetas parecidas en educación, sanidad y protección a la infancia. Hay puntos de fricción como la inmigración y el alquiler que pueden dificultar la gobernabilidad

 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el preacuerdo de coalición, el martes pasado en el Congreso. - DAVID CASTRO

PATRICIA MARTÍN
19/11/2019

El acuerdo exprés entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha supuesto un halo de esperanza para numerosos colectivos, tras tantos meses de bloqueo del Ejecutivo. Si consiguen los apoyos necesarios, por primera vez en España habrá un Gobierno de coalición, que sus protagonistas denominan progresista. Las coincidencias en asuntos sociales son amplias. Desde la necesidad de aprobar una renta básica para los ciudadanos en situación de mayor vulnerabilidad hasta el fin de la ley mordaza y la regulación de la eutanasia, pasando por la defensa de una educación y una sanidad públicas. Si ambos gobiernan, estas promesas tienen posibilidades de llevarse a la práctica. Pero mirando con lupa los programas de PSOE y Podemos, también hay diferencias de calado que, junto a las discrepancias en otras materias, pueden dificultar la gobernabilidad. Y el peso de Podemos aquí puede ser significativo, ya que se apunta que Iglesias y sus ministros pilotarán las carteras sociales.

Estas son las siete principales coincidencias:

1.- La eutanasia, rivalidad por despenalizarla

Fue Podemos el que hace dos años presentó en el Congreso una iniciativa para regular la eutanasia, que el PSOE y otros partidos rechazaron con el argumento de que se requería un debate sosegado para llevar a cabo una despenalización de tal calado. Pero un año después los socialistas presentaron su propia iniciativa, que fue admitida a trámite, pero no se aprobó por los obstáculos interpuestos por PP y Cs, a través de las ampliaciones de plazo, y el adelanto electoral. Ahora ambos partidos, en el preacuerdo de Gobierno firmado por Sánchez e Iglesias, se comprometen a aprobar nuevos derechos como una muerte digna y la eutanasia.

2.- La ley de protección a la infancia, una necesidad urgente

Ante un delito tan oculto y execrable como la violencia hacia los niños, PSOE y Podemos también han rivalizado a la hora de alumbrar proyectos legislativos que intentan atajar el problema. Los morados presentaron el suyo en el 2018, que propone destinar más recursos a la prevención, así como que el delito de abusos sexuales comience a prescribir cuando la víctima haya cumplido 30 años. Y el anteproyecto aprobado por el Consejo de Ministros, que tampoco ha visto la luz por falta de tiempo, también recoge este aplazamiento y nuevos tipos penales y medios para evitar el acoso y la violencia hacia los menores en cualquier ámbito, también en internet.

3.- Las ayudas para los más vulnerables, con diferentes nombres

Tanto PSOE como Podemos proponen garantizar una renta básica para las personas en situación más vulnerable. Los socialistas lo denominan ingreso mínimo vital, que irá unido a la mejora de las prestaciones por hijo a cargo para las familias en situación de pobreza y un mecanismo de garantía de ingresos para los hogares altamente vulnerables. Y Podemos propone un ingreso básico garantizado de 600 euros por adulto, que se incrementará hasta los 1.200 en función del número de miembros del hogar.

4.- Fin de la 'ley mordaza y apoyo a la libertad de expresión

Ambos partidos se comprometen a derogar la ley de seguridad ciudadana alumbrada por el PP, más conocida como ley mordaza y a reformar sus 44 conductas sancionables, como organizar movilizaciones en la calle sin autorización, irrumpir en actos públicos, beber en la vía pública o fotografiar a un policía. Asimismo, Podemos propone reformar el Código Penal para acabar con la criminalización de la libertad de expresión y de opinión, tanto en la calle como en internet.

5.- Educación y sanidad, respaldo al sistema público

En materia educativa y sanitaria también hay amplias coincidencias. Ambos partidos proponen ampliar las partidas presupuestarias destinadas a ambos servicios públicos, acabar con los copagos farmacéuticos, incorporar los servicios de dentista no incluidos en la cartera común de servicios y reducir las largas listas de espera de la dependencia. Asimismo, quieren derogar la LOMCE, aprobar una nueva ley de educación y eliminar las subvenciones a los colegios que segreguen por sexo. El Consejo de Ministros, de hecho, ya aprobó un anteproyecto legal en sustitución de la ley educativa del PP.

6.- Igualdad, a favor del Pacto de Estado y del 'solo sí es sí'

Salvo en si conviene abolir o regular la prostitución, donde no hay coincidencia, los dos partidos de izquierda plantean recetas similares destinadas a favorecer la igualdad entre hombres y mujeres. Así, ambos apoyan impulsar el pacto de Estado contra la violencia machista (que Podemos no apoyó porque consideraba que se quedaba corto), reformar el Código Penal para eliminar la diferencia entre agresión sexual y abuso y que el consentimiento de la víctima sea clave para determinar si hay delito, el llamado 'solo sí es sí'.

7.- Pobreza energética, fin de los cortes de luz para los más vulnerables

Ambos prometen además que nadie sufra la llamada pobreza energética. El PSOE es tajante: Se prohibirán los cortes de suministros básicos de agua, luz y gas en las primeras residencias, cuando el impago se deba a motivos de pobreza sobrevenida, según señala su programa.

Y estas son las siete diferencias programáticas en temas sociales:

1.- La prostitución, ¿regularla o abolirla?

El PSOE quiere abolir la prostitución y en su programa propone sancionar a los puteros y a quienes se beneficien de la demanda, aunque durante los meses de Gobierno no ha hecho nada en esta dirección. Y Podemos aún no ha tomado una posición al respecto, con el argumento de que el movimiento feminista está dividido sobre si conviene prohibir o, por el contrario, es mejor regularizar la prostitución para mejorar así los derechos de las personas que ejercen esta actividad. Así las cosas, en el preacuerdo de Gobierno ambos partidos se comprometen a acabar con la trata con fines de explotación sexual, el punto de unión entre ambos.

2.- Alquiler, ayudas fiscales frente a intervención del mercado

El alquiler ya ha sido motivo de fricción entre el PSOE y Podemos. Y es que mientras los socialistas proponen frenar las subidas abusivas de precios con una oferta de vivienda pública a precios asequibles o con medidas fiscales, los morados quieren directamente intervenir el mercado, permitiendo por ejemplo a los ayuntamientos regular los precios en aquellas zonas especialmente tensionadas. Asimismo, Podemos apuesta porque los contratos sean indefinidos, por sancionar a los propietarios de viviendas vacías o por luchar contra los fondos buitres, medidas que no aparecen en el programa socialista.

3.- Medioambiente, la empresa nacional de energía

Aunque el compromiso del PSOE contra el cambio climático es notorio, de hecho el borrador del plan de Energía y Clima obtuvo la mejor puntuación de la UE, Podemos quiere ir más allá y crear una empresa pública eléctrica que lleve a cabo la transición ecológica, baje la factura de la luz, impulse las energías renovables y asuma la explotación de las centrales hidroeléctricas cuando sus concesiones vayan caducando. En el programa del PSOE no hay nada parecido.

4.- Inmigración, el cierre de los CIE o las devoluciones en caliente

Otro posible punto de conflicto es la inmigración, puesto que los de Iglesias quieren cerrar los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), acabar con las devoluciones en caliente, las llamadas plataformas de desembarco europeo o que se supriman las prohibiciones de salida a las oenegés de salvamento, todo un giro respecto a la política llevada a cabo por Sánchez, quien sí ha mejorado la acogida que se brinda a los recién llegados, pero apostando por intensificar el control de las fronteras.

5.- Las apuestas, clausura de las salas o regulación de la publicidad

Podemos es tajante en cuanto a las casas de apuestas online o presenciales. Promete que el 90% de estos establecimientos habrán cerrado en dos años. Pero el preacuerdo de Gobierno no va tan lejos. Se menciona la necesidad de controlar la extensión; mientras que el programa socialista sólo habla de regular la publicidad, de forma similar a los productos del tabaco.

6.- Cannabis, del aperturismo a una comisión de estudio

Los morados quieren despenalizar el cultivo y la tenencia de cannabis y legalizar su uso con fines medicinales. El objetivo de Iglesias es que España se convierta en el primer país de la UE que permite el consumo lúdico de marihuana, con un control estatal. Los socialistas no mencionan nada en su programa pero siempre han defendido que primero hay que crear una comisión en las Cortes donde se analicen los pros y los contras y, sólo si se demuestra que la regulación reduce el consumo, abrir la puerta a la despenalización.

7.- Animales, ¿prohibición de las corridas?

Ambos partidos defienden la necesidad de aprobar una ley de bienestar animal, pero Podemos precisa que en la misma se prohibirán los espectáculos que impliquen maltrato animal o se eliminarán las subvenciones a la tauromaquia. Asimismo propone reconocer a los animales en el Código Civil como seres que sienten. El PSOE comparte que hay que garantizar una relación respetuosa hacia todos los seres vivos porque, como indica la comunidad científica, son capaces de sentir emociones, pero está por ver que tome medidas para poner freno a las corridas de toros.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España