+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El secretario de Educación recuerda que el Ejecutivo no debe nada a la concertada

La Junta revisará las unidades en la educación concertada para el curso 2018/2019

 

El secretario general de Educación de Extremadura, Rafael Rodríguez de la Cruz, en una imagen de archivo. -

EFE
24/01/2018

El secretario general de Educación de Extremadura, Rafael Rodríguez de la Cruz, ha dicho que la Junta de Extremadura "no debe nada" a los profesores de la educación concertada y que este curso académico no se va a suprimir ninguna de las unidades pero que cuando acabe se revisarán de cara al de 2018-2019.

Ha respondido así a la Asociación de Docentes de la Enseñanza Concertada de Extremadura (Adecex), que ha asegurado que la Junta no les abonará este año los atrasos que reclama el colectivo.

Adecex dijo ayer que en una reunión con Rodríguez de la Cruz les señaló que los Presupuestos regional (PGEx) para este año "no contemplan un solo euro para recuperar las cuantías detraídas en 2012 (4,5% de enero a diciembre) y el 1% de 2016".

El secretario general ha explicado que las nóminas de estos docentes tienen dos conceptos, uno de ellos el sueldo, que se establece en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y el otro los complementos autonómicos.

Ha señalado que en 2012 hubo un real decreto de racionalización del gasto público en educación y otro de racionalización de lo destinados a los funcionaros en general, y que se suprimió la paga extraordinaria a todos esos trabajadores "por una decisión del Gobierno central".

Rodríguez de la Cruz ha subrayado que la Junta ya ha devuelto esa paga y que, en el caso de los profesores de la educación concertada, como la detracción no se produjo sobre los complementos autonómicos sino sobre el sueldo, que es del Estado, es éste quien debe devolver la cantidad deducida.

Sobre el concepto del 1% de 2016, ha señalado que "no se les adeuda nada" ya que se acordó con los sindicatos que no se les abonaría ese porcentaje pero que a cambio los complementos transitorios de la Junta se convertirían en estables, lo que es "una ventaja".

En cuanto a las unidades de la concertada, ha explicado que en 2018 no va a haber ninguna supresión "de forma indiscriminada" pero que, dados los datos desfavorables del número de matrículas, cuando haya una revisión al final de este curso con vistas al de 2018-2019 se determinará la supresión, el mantenimiento o la creación de unidades en función de los datos de escolarización.

Ha agregado que la intención de la Junta no es suprimir y que, en este sentido, se mantienen las partidas en los PGEx para este año.