+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TENSIÓN CRECIENTE

El embajador de Venezuela en Irak se aparta de Maduro y reconoce a Guaidó

Mientras Maduro propone elecciones legislativas Guaidó convoca movilizaciones e insta al Ejército a pronunciarse

 

La bandera venezolana, entre sombras en una protesta en Costa Rica. - EFE/JEFFREY ARGUEDAS

EL PERIÓDICO
03/02/2019

El embajador de Venezuela en Irak, Jonathan Velasco, se apartó este domingo  del mandatario Nicolás Maduro por considerar que su Gobierno ha violado la Carta Magna, y se puso al servicio del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien el 23 de enero se adjudicó las competencias del poder ejecutivo. "Señor presidente Guaidó, usted está del lado correcto de la historia, del pueblo y la Constitución. Por ello, nos colocamos al servicio del Estado que usted constitucionalmente representa y dirige", dijo Velasco en un vídeo difundido en redes sociales.

El diplomático destacó que Maduro y "su clan de usurpadores rebasó una barrera que rompe el límite permisible de ser un funcionario de Estado y otro cómplice de un gobierno usurpador". El alineamiento del diplomático se suma al del general de división y director de Planificación Estratégica de la Aviación venezolana, Francisco Esteban Yánez Rodríguez, que anunció a través de un vídeo grabado con un móvil su desobediencia a Maduro como presidente y llamaba a los demás militares a apoyar a Guaidó.

MANIFESTACIONES

La tensión en Venezuela crece por momentos. Tanto Maduro como Guaidó encabezaron este sábado sendas manifestaciones en Caracas y desde sus bastiones prometieron hacerse cargo del país, que atraviesa una severa crisis económica, política y social sin precedentes. "Juro, a 20 años de la revolución bolivariana, defender nuestra amada patria, mantener la unión cívico militar, derrotar el intervencionismo imperialista", dijo Maduro ante miles de simpatizantes desde el oeste de Caracas. El líder chavista, que ha calificado la acción de Guaidó como un golpe de Estado planificado desde Washington, se dirigió al gobernante estadounidense, Donald Trump, para asegurarle que él es el único presidente de Venezuela y que se mantendrá en el poder "todos los días".

DIÁLOGO Y ELECCIONES

Maduro reiteró que quiere diálogo y agradeció nuevamente a México, Uruguay, Bolivia y a la Comunidad del Caribe (Caricom) por dar los pasos hacia esas conversaciones entre venezolanos. Se mostró también partidario de un avance de las elecciones parlamentarias para este año y "legitimar" así al Parlamento que hoy controla la oposición con una mayoría contundente. Dijo que esta "salida constitucional" a lo que considera una crisis del Legislativo le parece "extraordinaria, democrática, libre" y aseguró que puede hacerse "consensuada en una mesa de dialogo con la oposición". 

MOVILIZACIONES

Guaidó, por su parte, convocó a una manifestación para el próximo 12 de febrero y pidió a los soldados venezolanos que expulsen a la guerrilla colombiana ELN de la frontera entre los dos países, pues es su "rol" garantizar la seguridad del país.

EUROPA

Desde Europa, la crisis venezolana se sigue con atención pero con prudencia y la esperanza de que sea el propio pueblo venezolano el que defina de forma democrática una salida a la crisis institucional. 

DIPLOMÁTICO

El diplomático Velasco indicó que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) es el "único poder de la República apegado a la ética, legitimidad y legalidad", y aseguró que esta institución es la responsable de llenar el vacío de poder creado por la violación de la Constitución. "Apoyar al presidente de la Asamblea Nacional es nuestra obligación, deber y responsabilidad constitucional. El ingeniero Juan Guaidó tiene derecho y deber constitucional de asumir la Presidencia de la República", apuntó. 

MILITARES

El pasado 21 de enero cerca de 30 militares de un comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se sublevaron en una barriada caraqueña contra el Gobierno de Nicolás Maduro. El hecho sucedió después de que el Parlamento, controlado por el antichavismo, aprobara un decreto ley para ofrecer amnistía a todos los funcionarios civiles y militares que no reconozcan a Maduro y contribuyan a restablecer el hilo democrático, que aseguran está roto.

Este ha sido el recurso utilizado por Guaidó para llamar a las Fuerzas Armadas y a los funcionarios del Estado a apoyarle, después de que el 23 de enero se adjudicara el poder Ejecutivo por considerar que Maduro es un usurpador de la presidencia de Venezuela por haber sido elegido en unos comicios que la oposición califica de fraudulentos.