+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Guaidó rechaza un «falso» diálogo con el régimen

Afirma que mantendrá abierta la embajada de EEUU

 

ABEL GILBERT BUENOS AIRES
26/01/2019

Juan Guaidó rechazó ayer la posibilidad de una negociación con Nicolás Maduro y ha vuelto a pedir a las Fuerzas Armadas que le den la espalda y permitan la apertura de un canal humanitario internacional. También aseguró que la embajada de EEUU se mantendrá abierta a pesar de la expulsión del personal diplomático dispuesta por el «usurpador» de la presidencia. La ruptura de relaciones no se hará efectiva. «Es una orden de nuestro ejercicio de competencias». A su vez, pidió a los empleados de las oficinas consulares venezolanas en territorio norteamericano se queden en sus puestos y desobedezcan el llamiento a retornar al país.

Guaidó se presentó en la plaza Bolívar del coqueto barrio caraqueño de Cachao. Lo recibieron al gritos de «presidente, presidente». En medio de repetidas alusiones a «Dios todo poderoso y la virgen», la máxima autoridad de la Asamblea Nacional (AN, Congreso) sostuvo que la oposición no se prestará más a un «falso diálogo». Minutos antes, Maduro había dicho que existió una conversación con los dirigentes chavistas Diosdado Cabello y Freddy Bernal, antes de que Guaidó asumiera la jefatura del Parlamento el pasado 5 de enero. «Lo conozco, es un agente de los gringos en Venezuela, que lo formaron como agente y lo metieron en la política, un agente del Gobierno de los Estados Unidos. Lo sé y va a cumplir órdenes de ellos, no tiene capacidad de pensar él», dijo Maduro sobre Guaidó.

El autoproclamado presidente reiteró que la única hoja de ruta es la que conduce «al cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres». No descartó sin embargo la posibilidad de discutir con los chavistas que apoyen estos objetivos.

PRESIÓN INTERNACIONAL / El llamamiento de México y Uruguay a encontrar alguna fórmula de consenso que permita evitar la agudización del conflicto no tiene cabida en este momento histórico. Son «buenas intenciones», dijo Guaidó, pero insistió en que el único camino posible es «profundizar la presión internacional». Guaidó agradeció el aval de la Administración de Donald Trump y dijo esperar en breve un gesto en la misma dirección de la UE. Por lo pronto, valoró su posición en favor de que se realicen elecciones en Venezuela. Estos apoyos son «un reconocimiento de la lucha venezolana. Es una muestra de confianza».

El tema castrense fue medular en su intervención . Caracas se atiborra de rumores sobre discusiones en los altos mandos y negativas a reprimir. Guaidó dijo que «todo aquel funcionario que se ponga del lado de la Constitución será bienvenido. Quiero insistir en el mensaje a la familia militar: soldado de la patria, póngase del lado del pueblo. ¿Van a permitir o no el ingreso de medicinas y reconocer al legítimo poder?».

La Asamblea Nacional subirá a las redes sociales la ley de amnistía a los uniformados y funcionarios del Estado. «Convoco a descargarla e imprimirla para entregarla a un familiar, conocido o amigo militar». Sugirió llevarla a los cuarteles para decirles que «acá hay futuro».