+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ATENTADO SANGRIENTO EN KENIA

Siguen los disparos y la confusión en el centro comercial de Nairobi asaltado por los yihadistas

El Gobierno keniano asegura que ha tomado el control de Westgate y que han muerto tres terroristas. El grupo islamista Al Shabab sostiene que en el establecimiento hay "innumerables cadáveres" y la Cruz Roja habla de más de 60 desaparecidos

 

AGENCIAS / Nairobi
24/09/2013

Nuevos disparos se produjeron este martes en el exterior del centro comercial de Nairobi asaltado por el grupo fundamentalista Al Shabab desde el pasado sábado, y que la Policía keniana asegura mantener bajo control. Un breve tiroteo se produjo a las seis de esta madrugada y tres horas más tarde volvieron a escucharse disparos en los alrededores del Westgate, según pudo comprobar Efe.

La actividad policial interrumpió una noche que había transcurrido en total calma, tras la jornada del lunes, en que se registraron varias explosiones y un gran incendio en el interior del centro comercial.

Hasta el momento no se han ofrecido datos oficiales sobre la situación en el interior del edificio y la confusión se ha extendido en los medios de comunicación, que no pueden confirmar las noticias contradictorias que llegan procedentes de diversas fuentes, como el Gobierno keniano y el grupo islamista responsable del ataque terrorista. La Policía no sabe precisar el número de rehenes ni de asaltantes que permanecían en el interior este lunes e informaba de la detención de más de diez sospechosos relacionados con el asalto, en el que hasta entonces han muerto al menos 62 personas y otras 180 han resultado heridas. El grupo Al Shabab, por su parte, aseguró a través de Twitter que en el centro comecial hay "innumerables cadáveres". La Cruz Roja informó el lunes de que había contabilizado más de una sesentena de desaparecidos, además de los muertos y heridos.

Comparecencia presidencial
Una comparecencia del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha sido anunciada esta mañana del martes, pero seis horas después aún no se ha precisado a cuándo se producirá.

Los helicópteros han vuelto a sobrevolar el perímetro a lo largo de la mañana y el Ejército informa, a través de Twitter, de que continúa su operación para "neutralizar la amenaza terrorista" y "peinar" el interior del edificio.

¿Terroristas de EEUU y Reino Unido?
La ministra de Asuntos Exteriores de Kenia, Amina Mohamed, aseguró a la cadena PBS que en el ataque había "dos o tres" ciudadanos estadounidenses y alguno más británico. Mohamed explicó en el programa informativo 'Newshour' que los estadounidenses que participaron en el tiroteo tenían entre 18 y 19 años, eran de origen somalí y árabe, y uno de ellos es procedente del estado de Minnesota.

Una fuente de seguridad británica dijo a Reuters que también era posible que Samantha Lewthwaite, viuda de Germaine Lindsay, uno de los terroristas suicidas que mataron a más de 50 personas en Londres en el 2005, participe en el asalto de Nairobi. Cuando se le preguntó por los informes que indican que Lewthwaite, apodada la " viuda blanca " por la prensa de Londres, está involucrada en el ataque, la fuente repuso: "Es una posibilidad , pero nada definitivo ni concluyente todavía".

Tres españoles supervivientes
La española María Martín, de 29 años, logró escapar del centro comercial Westgate apenas una hora y media después de que comenzara el asalto el pasado sábado, cuando pensó que era su "último día" e "iba a morir todo el mundo", afirmó en declaraciones a Efe. Esta joven cooperante estuvo en el interior del edificio, pero en una planta y establecimiento distintos al de otra española de 50 años y su hija de 12, que se escondieron durante cuatro horas en los probadores de una tienda de ropa y también fueron evacuadas ilesas.

Durante estos tres últimos días, las fuerzas de seguridad y los cuerpos de voluntarios han logrado evacuar a un millar de personas del Westgate, uno de los centros comerciales más lujosos de la ciudad y frecuentado por extranjeros y kenianos de clase alta.