+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Somos de Mérida

Un cuarto de siglo editando cultura

La editorial emeritense ‘De la luna libros’, la más longeva de la región, cumple 25 años con una exposición que puede visitarse en la librería ‘La selva dentro’ H La calidad de sus publicaciones ha marcado la trayectoria de este buque insignia de la edición

 

Evento inaugural de la exposición conmemorativa del 25 aniversario de la editorial De la luna libros, el pasado viernes en la librería La selva dentro. - MARIO QUINTANA

Evento inaugural de la exposición conmemorativa del 25 aniversario de la editorial De la luna libros, el pasado viernes en la librería La selva dentro. - MARIO QUINTANA

La editorial más longeva de Extremadura es emeritense, cumple un cuarto de siglo y se llama De la luna libros. Por ello, sus fundadores han querido mostrar toda la trayectoria a través de una exposición abierta al público que puede visitarse ya en la librería emeritense La selva dentro. El pasado viernes tuvo lugar la inauguración de la muestra, que cuenta con numeroso material gráfico recopilado durante 25 años, además de las portadas de las publicaciones. Al evento inaugural acudió un nutrido grupo de los autores que han formado parte de la historia de este sello editorial, quienes pudieron participar en una sesión de micro abierto y firmar ejemplares.

Hace ahora 25 años, Ana Crespo y Marino González decidieron abrir en la ciudad La luna de Mérida, una librería que pusieron en marcha sin mayor pretensión que la de labrarse un futuro profesional que diese sentido a sus estudios de Filología. De ahí surgió la idea de fundar, bajo el mismo nombre, La luna de Mérida, una revista para creadores que además de literatura incluía dibujo y fotografía. Por aquel entonces, cada seis meses editaban mil ejemplares de la publicación y los regalaban. Esto supuso que los fundadores empezaran a recibir numerosos textos de autores, pero fue la recepción de una autobiografía novelada del pintor Luis de Morales, escrita por el autor extremeño Carlos Lencero, el detonante que les hizo pensar en crear una editorial como tal.

Esto llevó a que en el año 2000 cerraran la librería para centrarse en De la luna Libros. Comenzaron así a enmarcar los libros en colecciones y surgieron las de novela, teatro, poesía, relatos y libros de gran formato, entre otras. En estos 25 años, la editorial ha publicado 166 títulos con la participación de más de un centenar de autores, en su mayoría extremeños. González destaca que lo que diferencia a su empresa de las grandes editoriales es la relación con el escritor: «Nosotros cuidamos mucho al autor. Preparamos todas las presentaciones de libros para que haya un trato más directo con el lector y siempre los acompañamos». Otra de las características que distingue a la editorial es la calidad que tienen sus publicaciones: «Cuidamos muchísimo la forma en que se hace el libro, con unas portadas realizadas por especialistas».

La historia de la editorial no se entendería sin su otra mitad: De la luna teatro. El cofundador explica que esta compañía teatral se constituyó oficialmente en el 2011, aunque desde el año 2000 comenzaron con las representaciones teatrales. En concreto, la idea era poner en escena textos relacionados con las publicaciones que se iban a presentar para hacerlas más atractivas y atraer a los lectores. «Sin pretenderlo nos empezaron a llamar de institutos, teatros, casas de Extremadura...», apunta González. Prueba de ello es que, a lo largo de estos años han hecho casi 700 representaciones, de hecho, en los peores años de la crisis económica la compañía teatral fue la que «realmente mantuvo la editorial».

En esta línea, cabe señalar que son muy habituales las funciones teatrales que realizan para los escolares, con un carácter educativo que les ha valido varios premios. «La editorial ha sido el proyecto vital que hemos construido Ana y yo. Los autores son nuestra familia y podemos decir con orgullo que hemos llegado hasta aquí», sentencia González.