+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RECURSO PARA CONOCER EN PRIMERA PERSONA EL MONUMENTO

Un viaje virtual al pasado

Una empresa emeritense presenta un proyecto que permitirá conocer cómo era el templo de Diana en el siglo I d.C., a través de unas gafas con tecnología 3D que posibilitan una experiencia muy realista

 

Templo de Diana: Fotograma del vídeo de presentación del proyecto de realidad virtual para el monumento. -

¿Se imagina acceder al interior del templo de Diana en pleno siglo I d.C., poder equiparse con un casco y un escudo y recorrer ataviado de romano las estancias del monumento? Pues bien, esto será posible gracias a un innovador proyecto de realidad virtual, puesto en marcha por la empresa emeritense Prexenz, que permitirá a los ciudadanos y visitantes disfrutar de un viaje al pasado tan solo poniéndose unas gafas. El alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, y la directora ejecutiva de Prexenz, María Acevedo, presentaron ayer esta iniciativa tecnológica que aportará un recurso más para conocer la historia de una manera original, cuya puesta en servicio se prevé para este verano. «Nuestra idea es extender esto al conjunto de monumentos de la ciudad como un atractivo turístico más», manifestó Osuna.

El regidor municipal explicó que desde el gobierno local decidieron apostar hace un año por esta empresa, que estaba en el semillero empresarial para emprendedores del centro Urban, porque les pareció una propuesta «impactante». De esta forma, y con el asesoramiento del consorcio de la ciudad monumental, el ayuntamiento encargó este proyecto que, a día de hoy es una primera versión, por un importe de 9.000 euros. «Nuestra idea es seguir promocionando este tipo de tecnología para que el turista, aparte de ver el monumento, pueda recrear cómo era la vida de Emerita Augusta».

A diferencia de las experiencias de realidad virtual móvil que ya existen en el mercado, esta aplicación utiliza dispositivos de última generación y un software puntero de creación de videojuegos. «El usuario puede andar por el recinto y coger objetos con sus manos sintiéndose parte de su historia», destacó Acevedo, quien señaló que «todo está creado en 3D y no hay ningún límite, solo el espacio físico». Asimismo, cabe destacar que todo el recorrido virtual está dotado de pequeñas píldoras informativas sobre la historia del monumento y de su época.