+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

iberdrola

Acciones para conservar limpio nuestro aire

La compañía lidera el cambio a un modelo energético sostenible gracias a sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energías a gran escala y transformación digital

 

Renovables. Parque eólico de Valdeporres (Burgos). - EL PERIÓDICO

Educaclima. Ignacio Galán, presidente de Iberdrola presenta la plataforma. - EL PERIÓDICO

Redacción // MONOGRÁFICOS
05/06/2019

Iberdrola lidera la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital, para ofrecer los más avanzados productos y servicios a sus clientes. Su apuesta por las energías limpias, la convierte en una de las compañías con menores emisiones –se ha comprometido a ser neutra en carbono en 2050- y un referente nacional e internacional por su contribución a la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad. El Día Mundial del Medio Ambiente gira este año en torno a la ‘contaminación del aire’; una llamada a la acción a la que Iberdrola se suma, contribuyendo con iniciativas para combatir una situación crítica que afecta a millones de personas en el mundo.

Iberdrola se ha propuesto liderar la transición energética en España, redoblando sus inversiones, con el objetivo de consolidarse como la principal compañía renovable del país -ya lo es con más de 15.700 MW renovables instalados- y contribuir, así, a la descarbonización de la economía y la lucha contra el cambio climático.

La compañía prevé desarrollar en España al menos 10.000 nuevos megavatios (MW) solares y eólicos hasta 2030. Unos años antes, para 2022, habrá puesto en marcha 3.000 MW renovables. En la actualidad, la compañía cuenta con más de 700 MW renovables en construcción, 2.500 MW en desarrollo y una cartera superior a 7.000 MW. El desarrollo de estos proyectos -y otros relacionados con las redes de distribución- requerirá de una inversión de 8.000 millones de euros España, entre 2018 y 2022. En el mundo, Iberdrola invertirá 34.000 millones de euros en este mismo período y un 39% irán destinados a renovables.

Movilidad sostenible y verde. Iberdrola quiere impulsar y liderar la transición de la movilidad sostenible y la electrificación del transporte como vía para la lucha contra el cambio climático. La compañía desarrolla un Plan de Movilidad Sostenible, que prevé la instalación de 25.000 puntos de recarga en España hasta 2021, destinado tanto a hogares, como a empresas y en espacios públicos urbanos e interurbanos.

Redes inteligentes, autoconsumo y vehículo eléctrico. La transformación de las redes hacia una infraestructura inteligente está marcando un antes y un después en el proceso de descarbonización de la economía, mejorando la eficiencia, optimizando la gestión de la demanda y favoreciendo la integración de más renovables, el autoconsumo y la movilidad eléctrica. Iberdrola -que acaba de cambiar el nombre de su empresa distribuidora por ‘i-DE, Redes Eléctricas Inteligentes’- ha concluido el proceso de digitalización de su red de distribución con la instalación de cerca de 11 millones de contadores digitales en España; un proceso que pone al país a la vanguardia de la gestión inteligente de redes en el mundo y que ha representado una inversión de 2.000 millones de euros.

En los próximos años, i-DE seguirá trabajando en tres ejes prioritarios: la mejora del servicio, el cuidado del entorno (protección de la fauna y la biodiversidad) y la transición energética.

Soluciones digitales y consumos eficientes. El proceso de digitalización en Iberdrola está también orientado a ofrecer soluciones innovadoras para un uso más eficiente y sostenible de la energía, con el objetivo de que sus consumidores puedan gestionar su consumo de energía eléctrica de acuerdo a sus hábitos de consumo (Planes a tu Medida) y comprar de paquetes 100% renovables desde el móvil (Energy Wallet), administrar de forma eficiente la energía en el hogar mediante el control de dispositivos inteligentes (Smart Home), impulsar el autoconsumo energético con una instalación a medida de paneles solares, instalación de baterías, mantenimiento integral y facilidades en el pago (Smart Solar) y reservar y cargar su vehículo eléctrico (Smart Mobility).

Innovación para ser más sostenible. En 2018, Iberdrola invirtió 267 millones de euros en I+D+i, un 8,5% más que en 2017, destinados principalmente a proyectos de redes inteligentes, generación de energía renovable, energía eólica marina, digitalización, nuevas tecnologías y nuevos modelos de negocio. En los últimos diez años, este volumen de recursos ha crecido alrededor de un 240%, convirtiendo a la compañía en la energética española más innovadora y la tercera de Europa, según la Comisión Europea. En transformación digital, Iberdrola prevé invertir 4.800 millones de euros entre 2018 y 2022, en 75 proyectos de innovación al año.

El bosque Iberdrola. Recientemente, la Fundación Iberdrola España ha puesto en marcha un proyecto de reforestación con el objetivo de plantar árboles y arbustos en alrededor de 300 hectáreas en España. Esta nueva masa forestal permitirá absorber 10.000 toneladas de CO², lo que equivale a las emisiones que ocasionan de media 27.552 vehículos en un año.

Educaclima para concienciar.Iberdrola ha lanzado una plataforma para alertar a los más jóvenes de las causas, impactos y consecuencias del cambio climático, entender la vulnerabilidad de la naturaleza ante la presión humana y comprender el papel que juegan la energía y la movilidad como solución a este reto global. La plataforma, que ha contado con la colaboración de docentes de diversos centros educativos de España, quiere alertar a los más jóvenes de las causas, impactos y consecuencias del cambio climático y hacerles entender el papel que juegan la energía y la movilidad como solución a este reto global. En la página web, de acceso libre, se pueden encontrar materiales de enseñanza, aprendizaje y evaluación aptos para edades comprendidas entre los tres y los 18 años, siempre centrados en diferentes temáticas medioambientales que tienen como nexo común el cambio climático.