+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Corredor Sudoeste Ibérico: Nuevo eje de desarrollo europeo

 

Compromiso. Rajoy anuncia ante Iñigo de la Serna, y Guillermo Fernández Vara que el Ejecutivo central va a invertir 20 millones de euros en la “rehabilitación y mejora” de las estaciones de tren de Plasencia, Mérida - EL PERIÓDICO

14/06/2018

El Corredor Sudoeste Ibérico es un concepto que pretende definir una realidad que hoy no existe, pero que pretendemos que exista en un futuro próximo. No hablamos ni de un tren ni de un espacio concreto, sino de un sistema dinámico generado en un territorio como consecuencia de los flujos que producen las infraestructuras. El territorio tradicionalmente se ha definido como un espacio delimitado por unas fronteras, que dentro del mismo hay unas estructuras de poder, una población con un sentimiento de pertenencia y una capacidad de decisión sobre su territorio. El concepto de “corredor” no se define por el espacio y las infraestructuras en sí mismo, sino por los flujos que discurren por unos ejes, es decir por su integración en un sistema superior con una dinámica propia e independiente que se escapa de las decisiones políticas. El territorio tiende a enfocarse como un sistema cerrado con recursos a optimizar, el Corredor tiende a emerger como un sistema abierto de posibilidades a desarrollar.

El Corredor Sudoeste Ibérico será un nuevo eje de desarrollo internacional en las proximidades de las infraestructuras de conexión entre Madrid y Lisboa que se extenderá capilarmente por todo el territorio de proximidad conectado a él. No mejora el espacio, sino que lo transforma.

ANTECEDENTES

DEL SUDOESTE IBÉRICO. En el Sudoeste de Europa destaca una zona verde en los mapas geográficos que coincide con los valles del Tajo y del Guadiana en su discurrir hacia el mar. Este espacio que une el centro de la Península con el litoral atlántico desde ante de los romanos era conocido como Lusitania. Los romanos lo dotaron de una extensa red de comunicaciones convirtiéndolo en un nodo central interior. Los árabes respetaron su unidad territorial y de conexión, extendiéndose el Reino de Badajoz desde el mar hasta la meseta.

En el siglo XIII, con la Reconquista, se fracturó en dos mitades incomunicadas creándose una frontera que dividió la Península Ibérica en dos naciones que se han dado las espaldas durante ocho siglos. En 1273 Alfonso X crea el Honrado Concejo de la Mesta poniendo el territorio extremeño al servicio de la ganadería de Castilla la Vieja. Empieza un largo periodo con un modelo productivo extractivo basado en la explotación de los recursos naturales al servicio de intereses exteriores que generalmente han captado el valor añadido de estos recursos, incluida la mano de obra. El hecho fronterizo y periférico y la escasez de infraestructuras de comunicaciones a lo largo de los siglos han generado como consecuencia un escenario continuado de aislamiento, que pervive en la actualidad y que es, con toda seguridad, el principal origen de la situación económica y social de Extremadura.

Planes de

Infraestructuras. La incorporación de España y Portugal a la Unión Europea abrió expectativas a Extremadura al pasar de una situación periférica y fronteriza a central y de conexión entre los dos estados y sus capitales. No obstante tras más de 30 años desde la incorporación en la UE y desde habernos dotado de autogobierno seguimos estando en las peores posiciones en los índices de desempleo, de renta y PIB per cápita y expulsando población. En estos años han llegado millonarios recursos con los que se han construido una amplia red de carreteras interiores y dos grandes autovías que vertebran la región de Norte a Sur y de Este a Oeste, pero no hemos conseguido salir de estas posiciones de infradesarrollo y de incomunicación. A pesar de haber estado previstos nuestros ferrocarriles y carreteras en los Planes Nacionales y Europeos de Infraestructuras en los últimos 25 años, han ido pasando los años y no se ejecutaban las planificaciones. Desde el año 2006 al 2017 se incluyeron en los presupuestos del Estado 2.300 millones de euros para la LAV de Extremadura de los que solo se ejecutaron 1.334. De nada sirven más reflexiones, planes y presupuestos si somos incapaces de hacerlos realidad.

¿Qué nos ha pasado?. ¿Se imaginan ustedes que un barrio de Madrid en el que viviesen un millón de personas estuviese apartado de la red general de metro de la ciudad y solo dispusiese de cuatro viajes al día con unos trenes e infraestructuras obsoletas y sin apenas mantenimiento? ¿Qué imaginan que pasaría si eso fuese así? ¿Qué imaginan que harían los medios de comunicación? Se ve que hay que tener mucha imaginación para aceptar esta realidad, pues eso sigue pasando en la actualidad y para la opinión pública nacional no existe.