+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Soliloquios

Cáceres, ciudad medieval

 

Juan Jiménez Parra Juan Jiménez Parra
28/01/2019

Segovia es famosa por su acueducto romano; Ávila por su muralla románica; Córdoba por su mezquita; Granada por su Alhambra; Burgos por su catedral. Muchas ciudades españolas tienen un monumento que las ha lanzado a la fama. Cáceres también lo tiene, pero por desgracia muchos ciudadanos españoles no lo saben.

Cáceres ofrece una gastronomía muy apetitosa. Pero la mayoría de las ciudades quieren ganarse al turista por su cocina; y más ahora, que está tan de moda el tema culinario, con tantas ferias, rutas, congresos y degustaciones de tapas, platos y vinos. Por lo tanto, quizá sea algo baldío promocionarse valiéndose de la gastronomía.

Cáceres reza aunque algunos cacereños lo hacen a menudo, otros cuando obliga el momento, y otros nunca, a la Virgen de la Montaña. Pero todas las ciudades tienen su santa patrona o su santo patrón. Y exceptuando Santiago de Compostela, ninguna ciudad debe a su santo la masiva afluencia de turistas.

Cáceres ama, pero el amor no es exclusivo de nadie, todos amamos y somos amados. Eso sí, algunos intolerantes se empeñan en imponernos cómo, cuándo y a quién amar. Pero el amor vence todas las adversidades, y al final cada uno o cada una ama a quien quiere y de la manera que le place en cualquier ciudad, en cualquier pueblo, en cualquier lugar. ‘Come, reza, ama’ es el título de una película que se ha utilizado como eslogan para promocionar Cáceres en la Feria Internacional de Turismo, celebrada en Madrid del 23 al 27 de enero.

Cáceres come, reza y ama, como todas las ciudades. Pero también tiene un marco medieval único, que no posee ninguna ciudad de España. Sin embargo, aún muchos españoles que comen, rezan y aman en sus ciudades no lo saben. Por ello cualquier eslogan sobre Cáceres siempre debería mencionar su ciudad medieval. Siempre. Porque su ciudad medieval es realmente la que puede atraer a la cantidad de turistas deseados. Un eslogan original, impactante o polémico, también pudiera ser efectivo, pero ‘Cáceres: come, reza, ama’ ni siquiera lo es para un turista, porque comer, rezar y amar lo puede hacer en cualquier ciudad.