+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Es decir

Nombres propios

 

Daniel Salgado Daniel Salgado
10/09/2019

Parece que habrá que prescindir de la política y empezar a hablar de nombres propios -nombres propios políticos, se entiende-, dado que los partidos políticos ya no son sino sus líderes. ¿Quién es hoy el PSOE? ¿Quién ha sido siempre Podemos? Interesan estos quiénes porque ambos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, son los responsables de que la política en España ya no sea política, sino egolatría. Si uno pone el orgullo, el otro pone la vanidad, indistintamente. Podrían citarse asimismo a Pablo Casado y a Albert Rivera, también nombres propios políticos que han dejado al margen la política para ocuparse de sí mismos, pero ahora son lo de menos. Ellos gobernarán, serán Gobierno, y lo saben, si Sánchez e Iglesias siguen como están.

Quizá por eso el ministro José Luis Ábalos ha anunciado para hoy, y se supone que con el fin de no convocar por fin más elecciones, una reunión entre los negociadores de Sánchez y los de Iglesias. Ahora bien, si la reunión del jueves pasado fueron cuatro horas de negociaciones inútiles, ¿qué cabe esperar de la de hoy?

Aunque ni Sánchez ni Iglesias estén presentes -ni San Pedro ni San Pablo lo permitan-, los nombres propios sí estarán, uno por la vicepresidenta de Gobierno, Carmen Calvo, y el otro por el más lúcido dirigente de Podemos, Pablo Echequine. Y el resultado será el mismo, lo que significa que habrá que volver a elecciones, porque no habrá un gobierno programático, según una parte, ni habrá un gobierno de coalición, según la otra. Lo anunciaba el propio Sánchez: «Hay un alto riesgo de volver a elecciones». Si el presidente del Gobierno lo dice, por algo será. ¡Id preparando urnas!

E incomprensible que dos partidos que dicen ser de izquierdas, o al menos lo dicen sus dirigentes, tengan entre sí un duelo a garrotazos (véase Goya) para comprobar quién es mejor o quién tiene más razón, o quién tiene más poder.

Uno de los dos acabará muerto. Y están dándoles la razón a Ciudadanos y al Partido Popular, que esperan víctimas políticas. Aun comprendiendo que el nombre propio, sobre todo en política, significa propiedad, es hora de dejar de ser propietarios.

* Funcionario

* Periodistaaje, fotografía, peluquería, etcétera.

* Profesora