+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La curiosa impertinente

La respuesta

 

Andan muchos temiendo que este sea el último fin de semana tranquilo. A partir del lunes estará España sometida a la reacción a la sentencia. Y se augura una escalada de insumisión en Cataluña mientras en el resto de España, los menos ingenuos o menos ciegos recordamos perfectamente lo que pasó aquel septiembre y octubre de hace ya dos años, nos preguntamos cómo puede estar el ministro de Interior tan a por uvas, y si realmente cree que negar la evidencia va a evitar el conflicto. Sabemos bien que los mozos hicieron lo que hicieron, o mejor dicho no hicieron entonces y vimos el otro día consumado el numerito y la espantada al valiente general Garrido, a los representantes del gobierno central y a la Guardia Civil. Así que no entendemos en qué se basa el optimista Marlaska para hacernos creer que la coordinación entre cuerpos es exquisita, cuando la Generalidad ha exigido el cese del general y los mandos del cuerpo autonómico se declaran tan indignados que casi no hay palabras para expresarlo.

Hace dos años vimos aquella silla volar contra el policía que cayó inerte, vimos a las masas aporrear con furia los coches de la Guardia Civil y llenarlos de escoria y avanzar amenazantes contra los agentes y tirarles objetos, todo ello, muy pacíficamente. Y todos esos actos para Mas no suponen ni un miligramo de violencia. Y Torra pierde el resuello y grita que no consentirá que se relacione su causa con la violencia porque lo que hacen los CDR cuando él les dice que aprieten es repartir algodón de azúcar a los guardias civiles y chocolate con churros a la policía nacional.

Detesto escribir sobre esa señora pero Rahola ha descrito la respuesta que vendrá casi como apocalíptica –tsunami ha dicho- y el sindicato de la Guardia Civil ha denunciado improvisación en los preparativos a la reacción de los activistas. Mientras nuestro ministro de Interior no ha aprendido nada de lo que pasó aquel otoño funesto.

Eso sí, España en fin y los demócratas todos ya estamos realizados, porque a Franco se lo llevan del Valle. Y eso hoy es lo que importa.

*Profesora.