+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

prevención FRENTE A LA enfermedad común

180.000 extremeños han recibido la vacuna en la campaña de la gripe

La incidencia de la enfermedad es baja, de momento, pero podría crecer en estos días. Aún quedan dosis en los centros de salud y se prevé que se apliquen en estas semanas

 

Un sanitario administra a una mujer una dosis de la vacuna de la gripe, en una imagen de archivo. - EL PERIÓDICO

Rocio Cantero
13/01/2019

La campaña de vacunación de la gripe ha concluido con un total de 179.414 extremeños que han recibido la inmunización frente a la infección vírica que, en la mayoría de las ocasiones cursa de manera asintomática, pero que en algunos casos ocasiona dolores musculares, de cabeza, problemas respiratorios y fiebre. Entre el 22 de octubre y el 7 de diciembre se han administrado un total de 182.878 dosis (en los niños, por ejemplo, cuando se les administra la vacuna por primera vez se requieren dos dosis). Se han vacunado 137.179 extremeños con 60 o más años y 42.235 por debajo de esa franja de edad y las tasas de cobertura están por el momento por debajo de las estimaciones del SES para este año. Según los datos de la Consejería de Sanidad, el porcentaje de cobertura más elevado está en la franja de edad de más de 65 años, con un 54,78% (hay 122.124 personas con 65 o más años que se han puesto la inmunización), mientras que de los extremeños en la franja entre 60 y 64 años con la vacuna son 15.055, lo que arroja una tasa de cobertura del 23,57%. Ambas están por debajo del objetivo deseado por el SES de vacunar al 65% de la población 60 o más años, según las palabras del consejero José María Vergeles cuando se presentó la campaña de este año. Por debajo de 60 años, han recibido la vacuna 42.235 personas.

«Las coberturas son similares a las del año pasado por estas mismas fechas», apuntan fuentes de la Consejería de Sanidad. Se estima que con unas tasas de cobertura óptimas se pueden evitar 40.000 casos clínicos de gripe al año.

El SES ha comprado para esta campaña de vacunación 219.500 dosis de la vacuna de la gripe por 850.000 euros. Aunque la campaña se haya dado por finalizada, todavía quedan dosis disponibles en los centros de Atención Primaria de la región, y «los usuarios que lo deseen pueden acudir a su médico o enfermero para vacunarse», explican fuentes de la Consejería de Sanidad, que consideran «previsible» que, igual que ha sucedido otros años, «durante las próximas semanas continúen vacunándose un buen número de personas y las tasas de cobertura se sitúen por encima de las actuales».

En cuanto a la incidencia de la gripe, por el momento es prácticamente nula. No hay casos graves hospitalizados, y la tasa de incidencia según el Sistema Centinela (obtenida a partir de la información proporcionada por médicos de Atención Primaria), es de apenas seis casos por cada 100.000 habitantes, cuando el umbral epidémico está establecido para esta temporada en 95 casos por cada 100.000 habitantes. «No se ha llegado al umbral epidemiológico, que podría alcanzarse en las próximas semanas», indican desde el SES.

38 fallecidos al año pasado / En la pasada campaña 2017-2018 se registraron en Extremadura 6.447 casos de pacientes que tenían gripe, lo que supuso una tasa 596 por 100.000 habitantes, un porcentaje inferior a la de temporadas anteriores. Sin embargo, durante esa misma campaña ingresaron en hospitales de la región 205 pacientes graves, de los que el 88 % tenían factores de riesgo. De los mismos 38 fallecieron, por lo que la tasa de letalidad se situó en el 18,5%, una de las más altas de los últimos años. Según el balance que hizo Sanidad, de esos pacientes que eran susceptibles de haberse vacunado, «solo el 31% lo hizo».

La vacuna de la gripe está indicada para las personas de más de 60 años y los menores de esa edad con alto riesgo de padecer gripe más grave por sufrir enfermedades crónicas como cardiovasculares; neurológicas o pulmonares; enfermedades metabólicas como la Diabetes Mellitus; obesidad mórbida; insuficiencia renal y alteraciones de la sangre como puede ser la anemia. También para las personas sin bazo; con enfermedades hepáticas crónicas o los enfermos de cáncer. Además, está recomendada para las mujeres embarazadas y el personal sanitario o de servicios esenciales como bomberos o policías.