+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PENA SUSPENDIDA

Borja, el joven que mató a un ladrón en Fuengirola, no ingresará en prisión

El juez estima la petición de su defensa, pero le pide que satisfaga la indemnización a las hijas de su víctima

 

La ciudad de la Justicia de Málaga. - EUROPA PRESS

EFE
22/07/2019

El Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga ha acordado suspender la pena de dos años de cárcel impuesta a un joven por homicidio imprudente al causar la muerte en el 2015 a un ladrón que había robado el bolso a una mujer en Fuengirola.

El juez considera procedente otorgar dicho beneficio por un plazo de cuatro años. El beneficio de la suspensión se concede con la condición de que no vuelva a delinquir, que comunique cualquier cambio de domicilio y que satisfaga la responsabilidad civil.

INGRESO EN PRISIÓN

El Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga solicitó el pasado día 7 el ingreso en prisión del joven tras declararse firme la sentencia, que ratificó la Audiencia provincial al desestimar el recurso del acusado.

El juez daba un plazo de quince días al condenado para entrar voluntariamente en la cárcel, y también le exigía el abono de la indemnización por el concepto de responsabilidad civil, de la que le quedaban por pagar 174.000 euros.

El joven se comprometió a realizar pagos mensuales de 250 euros al mes a las hijas de su víctima y el juzgado estima que esa cantidad es, de momento, suficiente y que debe ser puntualmente satisfecha.

TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO

Los hechos por los que fue condenado ocurrieron sobre las 7.45 horas del 8 de febrero del 2015 en la localidad de Fuengirola, cuando el joven y dos compañeras vieron que una mujer que a esa hora entraba a trabajar como limpiadora en un hotel estaba siendo golpeada por una pareja que intentaba quitarle el bolso.

Cuando uno de los asaltantes escapó con el bolso, Borja le dio alcance y durante el forcejeo le propinó dos puñetazos, con los que cayó al suelo y sufrió un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral que le causó la muerte dos días más tarde, según la sentencia.