+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DESASTRE HUMANO Y ECOLÓGICO

La posible rotura de una nueva presa desata la alarma en Brasil

Los muertos suben ya a 37 y aún hay más de 250 desaparecidos

 

REDACCIÓN
28/01/2019

Las autoridades evacuaron ayer a centenares de habitantes de al menos dos comunidades ante el peligro «inminente» de rotura de otro dique de la compañía minera Vale en el mismo complejo donde el viernes se rompió una represa que ha dejado por el momento 37 muertos y más de 250 desaparecidos. Las alarmas sonaron la pasada madrugada debido a que existe un riesgo elevado de que estalle otro de los diques de la mina Córrego do Feijao, en la localidad de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais (sudeste del país), de acuerdo con los bomberos. Los equipos de rescate evacuaron a las personas que viven en Córrego do Feijao y Tejuco, ambas pertenecientes a la jurisdicción de Brumadinho.

«Sobre las 5.30 de la mañana sonaron las alarmas indicando posibilidad de riesgo inminente de la rotura del dique B VI, que contiene agua. Se hizo un bombeo para retirar el agua con el fin de vaciarla y hacerla más segura», explicó el portavoz de los bomberos, Pedro Aihara. La compañía Vale, propietaria de la mina, confirmó en un comunicado que las alarmas sonaron en la región de la mina Córrego do Feijao al «detectar aumento de los niveles de agua» en el dique VI.

Debido al riesgo de una nueva rotura, las labores de búsqueda fueron interrumpidas ayer y, de acuerdo con los últimos informes, existen entre 250 y 300 desaparecidos aún, la mayoría empleados de la minera Vale.

Además, al menos 37 personas han muerto después de que un mar de residuos y lama sepultara la planta de la compañía minera y diversas casas en áreas rurales que encontró por el camino. La justicia ha ordenado el bloqueo de 2.500 millones de dólares de la compañía Vale para el «inmediato y efectivo amparo a las víctimas y reducción de las consecuencias» de la catástrofe. El Instituto Brasileño de Medio Ambiente aplicó a la minera una multa de casi 60 millones de euros.

La misma firma ya se vio implicada hace tres años en otra catástrofe similar en una de las minas de su subsidiaria Samarco en el estado de Minas Gerais, en la que murieron 19 personas tras la rotura de un dique.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España