+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SALUD Y BIENESTAR

Sinusitis, la molesta enfermedad de los senos paranasales

 

Sinusitis, la molesta enfermedad de los senos paranasales -

Doctor Víctor Vidal Doctor Víctor Vidal
22/11/2020

Una sinusitis es una inflamación de la mucosa que recubre los senos paranasales (senos maxilares, etmoidales, frontales y esfenoidal). Su origen es casi siempre un foco inflamatorio en la nariz por lo que se denomina habitualmente como rinosinusitis.

La sinusitis puede ser aguda cuando el tiempo de evolución es menor de tres semanas; subaguda, cuando los síntomas persisten entre tres semanas y tres meses; y crónica, cuando la duración de la enfermedad es mayor de tres meses.

En la forma aguda de la sinusitis, existe dolor facial, presión, obstrucción nasal, rinorrea (flujo abundante de moco nasal), disminución del sentido del olfato y tos. También puede aparecer fiebre, dificultad respiratoria, fatiga y dolor dental.

En la sinusitis crónica puede existir: dolor facial, sensación de presión facial, congestión nasosinusal, obstrucción nasal, rinorrea espesa, rinorrea posterior y presencia de pus en la cavidad nasal.

En ocasiones puede presentar también fiebre y puede producir dolor de cabeza, dificultad para la respiración y fatiga. Los síntomas pueden persistir durante doce semanas o más.

Los síntomas más habituales son:

•Dolor facial.
•Obstrucción nasal.
•Rinorrea (mucosidad nasal).
•Goteo postnasal.
•Disminución del sentido del olfato.
•Cefaleas.

Otros signos y síntomas pueden comprender los siguientes:

•Dolor de oído
•Dolor en la mandíbula superior y en los dientes
•Tos o carraspera
•Dolor de garganta
•Mal aliento
•Fatiga

LAS CAUSAS

Las causas comunes de la sinusitis crónica incluyen las siguientes:

•Pólipos nasales.

Estos crecimientos de tejido pueden bloquear los conductos nasales o los senos paranasales.

•Tabique nasal desviado.

Un tabique (la pared entre las fosas nasales) torcido puede restringir u obstruir los conductos de los senos paranasales y empeorar los síntomas de la sinusitis.

•Otras afecciones.

Las complicaciones de afecciones como la fibrosis quística, el VIH y otras enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario pueden provocar una obstrucción nasal.

•Infecciones de las vías respiratorias.

Las infecciones del aparato respiratorio, más comúnmente los resfriados, pueden inflamar y engrosar las membranas de los senos paranasales y bloquear el drenaje de la mucosidad. Estas infecciones pueden ser virales, bacterianas o fúngicas.

•Alergias como la fiebre del heno.

La inflamación que ocurre con las alergias puede bloquear los senos paranasales.

Las sinusitis agudas bacterianas generalmente van precedidas de un catarro de la vía respiratoria alta o un proceso alérgico o de cualquier tipo de irritación ambiental (humos, gases, vapores...).
En condiciones normales, el moco que se produce y se acumula en los senos paranasales drena a la fosa nasal, pero cuando se padece un catarro o un proceso alérgico, la mucosa de los senos paranasales se inflama e impide el drenaje del moco. Esto conlleva la congestión y la infección.
Los gérmenes responsables más frecuentes son el Streptococcus pneumoniae y el Haemophylus influenzae. A diferencia de un catarro de la vía respiratoria alta o un proceso alérgico, una sinusitis bacteriana requiere un diagnóstico preciso y un tratamiento antibiótico para conseguir la curación y prevenir posibles complicaciones

FACTORES DE RIESGO

Corres mayor riesgo de contraer sinusitis crónica si tienes:

• El tabique desviado
• Pólipos nasales
•Asma
•Sensibilidad a la Aspirina
•Una infección dental
•Un trastorno del sistema inmunitario, como el VIH/sida o la fibrosis quística
•Fiebre del heno u otra afección alérgica
•Exposición regular a contaminantes, como el humo del cigarrillo

DIAGNÓSTICO

Se hace fundamentalmente con los datos obtenidos después de realizar una historia clínica y un examen clínico cuidadoso.

Es conveniente un estudio completo del área nasal y de los senos paranasales, con una visión anatómica (visión directa), fisiológica (estudio de flujos nasales) y radiológica (radiología simple y TAC).

La exploración de la fosa nasal puede realizarse mediante la rinoscopia anterior o mediante endoscopia con ópticas flexibles o rígidas.

En muchos casos es preciso realizar exploración radiográfica y cultivo de la secreción nasal para precisar la extensión de la enfermedad y la causa de la sinusitis.

COMPLICACIONES

Las complicaciones graves de la sinusitis crónica son poco frecuentes, pero entre ellas pueden incluirse:

• Problemas de visión

Si la infección de los senos paranasales se propaga a la cuenca del ojo, puede causar una disminución de la visión o posiblemente ceguera que puede ser permanente.

• Infecciones.

Con poca frecuencia, las personas con sinusitis crónica pueden desarrollar inflamación de las membranas y del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (meningitis), una infección en los huesos o una infección cutánea grave.

PREVENCIÓN

•Evitar las infecciones de las vías respiratorias altas.

Minimiza el contacto con personas que tengan resfriados. Lávarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

•Controla las alergias.

Evitar la exposición a alergenos conocidos.

• Evita el humo del cigarrillo y el aire contaminado.

El humo del tabaco y los contaminantes del aire pueden irritar e inflamar los pulmones y los conductos nasales.

•Usar un humidificador.

Si el aire de casa es seco, añadir humedad al aire puede ayudar a prevenir la sinusitis. Asegurarse de que el humidificador esté limpio (limpiándolo de manera regular, evitando la acumulación de microorganismos).

TRATAMIENTO

La sinusitis aguda es una infección bacteriana de los senos paranasales. y su tratamiento principal consiste en la administración de antibióticos por vía oral durante un periodo de diez a catorce días. Habitualmente, también se indican descongestionantes por vía oral o tópicos para aliviar los síntomas.
El antibiótico será lo más específico posible de acuerdo con el antibiograma que se obtenga a partir del cultivo del exudado o secreción nasal.

La sinusitis crónica por otro lado consiste en una inflamación crónica de la mucosa nasal. Esta inflamación puede estar acompañada de un proceso infeccioso crónico o no. El tratamiento de primera elección consiste en la administración de antibióticos conjuntamente con corticoides. En algunos casos será necesario ofrecer al paciente tratamiento con corticoides orales por un corto periodo de tiempo. También se suele proponer la utilización de corticoides tópicos de mantenimiento para mejorar o mantener el bienestar del paciente.

En caso de presentarse proceso infeccioso acompañante se añadirá a este tratamiento antibióticos por vía oral lo más específicos posible de acuerdo con el antibiograma.

El tratamiento endoscópico de la sinusitis se reserva para aquellos pacientes en los que el tratamiento médico no ha sido eficaz, o que presentan alguna característica anatómica que favorece la aparición de sinusitis. La cirugía endoscópica endonasal es un procedimiento muy efectivo. No requiere incisiones ni hospitalización y se realiza mediante la introducción de un delgado instrumento de fib ra óptica a través de la nariz (endoscopio). A través de esta técnica se pueden realizar distintos procedimientos con grandes ventajas para el paciente.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España