+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

la lucha contra el covid-19

Todo lo que hay que saber sobre las vacunas

 

Una dosis de la vacuna de Pfizer. - REUTERS / DADO RUVIC

VALENTINA RAFFIO
22/01/2021

El principio del fin de la pandemia se empezó a escribir con la llegada de las primeras vacunas contra el covid-19. España emprendió ese camino el 27 de diciembre, junto a los demás países de la Unión Europea. Un mes después, con 1.346.100 dosis distribuidas y 1.103.301 administradas, el reto de la inmunización no ha hecho más que empezar. Esto es todo lo que necesitas saber sobre las vacunas contra el covid-19 y la campaña de vacunación en España.

1. ¿Por qué es importante inmunizarse contra el covid-19?

Existen dos principales razones para vacunarse. La primera, para reducir las posibilidades de contraer la enfermedad. Y la segunda, para frenar la transmisión del virus a nivel comunitario. Cuantas más personas estén inmunizadas, antes acabará esta pandemia. De hecho, ese final llegará cuando la gran mayoría de la población esté inmunizada.

Desarrolladas en tiempo récord y testadas en miles de personas, las vacunas contra el covid-19 han sido diseñadas para frenar la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2. Estas fórmulas utilizan un fragmento del virus para despertar una respuesta inmunitaria en nuestro organismo. Es decir, introducen en el cuerpo las instrucciones, por llamarlas de alguna manera, para luchar contra el virus en caso de que se produjera una infección.

2. ¿Cuánto tardan en hacer efecto las vacunas y cuánto dura la inmunidad?

Desde el primer pinchazo hasta que los niveles de anticuerpos contra el virus empiezan a consolidarse puede pasar un mes o más, aunque algunas investigaciones apuntan que a partir del día 12 el riesgo de contagio disminuye. Los estudios de Pfizer y BioNTech estiman que los niveles de anticuerpos alcanzan el pico una semana después de la segunda dosis (a los 28 días de la primera inyección). Las pruebas de Moderna y Oxford plantean un marco temporal muy parecido. Otras, como la de Janssen, podrían tardar más de 56 días en forjar una protección completa.

A partir de ahí, todas las preguntas sobre la inmunidad siguen siendo una incógnita. Algunos estudios en pacientes infectados indican que los anticuerpos celulares aguantan al menos seis meses después de haberse contagiado. Y un seguimiento de los primeros pacientes vacunados durante los ensayos clínicos también indica que los anticuerpos resisten varios meses. Imposible, por ahora, hacer predicciones a largo plazo. Tampoco se descarta la necesidad de dosis de recuerdo si se detecta que la inmunidad de los primeros vacunados va decayendo.

3. ¿Cuántas dosis son necesarias para ser inmune al virus?

Las vacunas más avanzadas hasta la fecha requieren dos dosis para ser efectivas. Entre la veintena de ensayos clínicos a gran escala, solo hay dos fórmulas que parecen funcionar con una sola dosis: la inyección de Janssen y la de CanSino, del Instituto de Biotecnología de Pekín.

4. ¿Puedo contagiarme y transmitir el virus tras haber sido vacunado?

Las vacunas requieren dos dosis y alrededor de un mes para forjar una inmunidad frente al virus. Es posible que un paciente se contagie entre la primera y la segunda dosis, antes de que los anticuerpos estén consolidados. En los ensayos clínicos también se han observado un centenar de infecciones leves tras completar el protocolo de inmunización.

Los datos obtenidos hasta la fecha muestran que la vacunas tienen una eficacia cercana al 90% y que, aunque no evitan del todo el riesgo de infección, sí que minimizan el impacto de la enfermedad.

Aún no está claro si las vacunas disponibles lograrán cortar de raíz la transmisión del virus. Si, por ejemplo, evitarán que una persona infectada transmita el virus a un tercero. Estas cuestiones se siguen estudiando en el proceso de ensayos clínicos y a través de los dispositivos de vigilancia farmacológica.

5. ¿Tiene efectos secundarios?

Igual que ocurre con las demás vacunas, las inmunizaciones contra el covid-19 pueden causar efectos secundarios adversos. Los más comunes son fiebre, cansancio, cefalea, así como dolor y enrojecimiento en el lugar del pinchazo. En las pruebas realizadas hasta la fecha se han observado algunos casos de parálisis temporal y reacción alérgica (anafilaxis) que, según los expertos, podrían afectar a uno de cada 1.000 pacientes inoculados.

La gran mayoría de las reacciones adversas graves detectadas hasta la fecha se han revertido en cuestión de días, indican los informes.

6. ¿Qué sabemos sobre la seguridad y eficacia de estas vacunas contra el covid-19?

Las vacunas que actualmente se están suministrando en España han pasado por un amplio proceso de estudios clínicos en los que se ha evaluado la seguridad y la eficacia de los compuestos. Asimismo, los resultados obtenidos han sido supervisados por organismos sanitarios independientes, así como por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Incluso después de su distribución, los dispositivos de farmacovigilancia monitorizan la efectividad de estos fármacos sobre la población.

7. ¿Funcionan las actuales vacunas contra la variante del virus detectada en el Reino Unido?

Por ahora todo indica que sí. Pese a que la variante detectada en el Reino Unido presenta alrededor de 17 mutaciones, parce que las actuales vacunas siguen siendo efectivas frente a las proteínas clave del patógeno. Recientes estudios de Pfizer y BioNTech han corroborado que las inmunizaciones que se están distribuyendo actualmente son eficaces contra este nuevo linaje del patógeno. Asimismo, el equipo científico de la farmacéutica ha afirmado que podría modificar su fórmula rápidamente en caso de que el virus mute de forma considerable.

8. ¿Qué vacunas se están repartiendo en España?

España ya está distribuyendo las dos primeras vacunas que han logrado la autorización pertinente: la de Pfizer y BioNTech y la de Moderna. De la primera están llegando alrededor de 350.000 dosis cada semana mientras que de la segunda se esperan un total de 600.000 que se recibirán a lo largo del mes de febrero. El reparto está en manos de las comunidades autónomas, que son las encargadas tanto de los recursos humanos como de la logística.

9. ¿Quién decide a qué personas se vacuna, cuándo y cómo?

España dispone de una Estrategia de vacunación frente al covid-19 elaborada por el Ministerio de Sanidad y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que participan las autonomías. Las primeras vacunas se destinaron a las personas mayores y/o con discapacidad ingresadas en residencias, así como a los trabajadores de estos centros. A mediados de enero se empezó a inmunizar a sanitarios de primera línea. Los siguientes en la lista son las personas consideradas como grandes dependientes (de grado III). Sanidad prevé que a partir de marzo se empezará a vacunar a los mayores de 80 años.

10. ¿Cómo sé cuándo me toca vacunarme?

El plan irá avanzando conforme lleguen más dosis. Según se recoge en la web de Sanidad sobre vacunas, «el servicio de salud de cada comunidad contactará con las personas a las que va a vacunar, siguiendo el orden de priorización establecido», por lo que por ahora no se recomienda llamar a los centros de salud para preguntar.

11. ¿Habrá otras vacunas disponibles para España?

La Comisión Europea ha cerrado seis acuerdos para la compra de vacunas para luchar contra el covid: con Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Janssen, Sanofi y CureVac. Por ahora, solo dos de ellas han solicitado autorización ante la Agencia Europea del Medicamento (EMA). A finales de enero, la fórmula de Oxford y AstraZeneca podría lograr el visto bueno para su distribución. Además, se espera que en 2021 varias de estas fórmulas reciban también autorización, aunque aún no hay una fecha clara.

12. ¿Es obligatorio vacunarse contra el covid-19?

No. La vacunación es voluntaria en España y en prácticamente todos los países que han iniciado campañas de inmunización. Algunas voces, como Anthony Fauci en EEUU, han sugerido que en algunos entornos sí que se podría plantear la obligatoriedad, como en los hospitales y centros sanitarios de primera línea, por ejemplo. Esta estrategia tan solo se aplicaría en caso de que se observara una negativa generalizada a la vacuna, cosa que no está pasando. Las cifras de aceptación indican que la gran mayoría de las personas susceptibles de ser inmunizadas se muestran favorables a recibir la vacuna.

Temas relacionados