+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Son vecinos de Navalvillar de Pela y habían creado alarma social en la población cacereña

Detenidos los autores de cinco robos en Madrigalejo

 

EFE
09/01/2018

La Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de Navalvillar de Pela (Badajoz) como presuntos autores de cinco delitos contra el patrimonio por sendos robos en la localidad cacereña de Madrigalejo que crearon "alarma social" entre la población.

Según ha informado hoy la Benemérita mediante un comunicado, la mayoría de los efectos robados en cuatro casas de campo y en las instalaciones de una empresa eran entregados en chatarrerías.

La investigación fue iniciada por efectivos de la Guardia Civil, pertenecientes al equipo Roca de Trujillo (Cáceres), con motivo de los diferentes robos que se habían cometido en Madrigalejo el mes de noviembre.

Tras tener conocimiento de ello y en el marco de la operación Indago, la Guardia Civil inició las investigaciones para esclarecer los hechos y detener a los posibles autores.

De las inspecciones oculares realizadas en los escenarios de los diferentes robos, se pudo determinar que el modus operandi para acceder a las viviendas e instalaciones era similar, pues se utilizaba la misma palanca para forzar las puertas de acceso.

Igualmente y gracias a la colaboración ciudadana, la Guardia Civil consiguió averiguar la matrícula del vehículo en el que se desplazaban, situando el mismo en diferentes puntos de la provincia cacereña, así como de la provincia de Ciudad Real.

Por otra parte, se procedió a realizar minuciosas inspecciones de la documentación existente en las diferentes chatarrerías de la provincia, y se comprobó que uno de los dos detenidos había entregado en una chatarrería de Cáceres 636 kilogramos de baterías procedentes de los diferentes robos en Madrigalejo.

Finalmente, el 23 de diciembre, la Guardia Civil procedió a la localización y detención de los dos ciudadanos rumanos, como supuestos autores de los cinco delitos de robo con fuerza en las cosas, cometidos durante la noche del 6 de noviembre, tras lo cual fueron puestos a disposición judicial.