+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PASADO AÑO SE ALOJARON EN HOTELES EXTREMEÑOS CASI 1.160.000 VIAJEROS, AUNQUE SE QUEDARON LA MITAD DE TIEMPO QUE EN ESPAÑA.

Extremadura recibe a más turistas pero no logra retenerlos ni dos días

El turismo extranjero cimenta el aumento de viajeros a la región, que recibe el último año a 15.400 más.Extremadura es

 

Un grupo de turistas atiende las explicaciones de una guía en el casco histórico de Cáceres. -

PEDRO CABECERAPEDRO CABECERA 31/01/2011

Llegan más, sobre todo del extranjero, pero apenas se quedan dos días. 15.400 viajeros más, 18.000 pernoctaciones más, pero estancamiento en el grado de ocupación y en la estancia media. Son las principales conclusiones sobre Extremadura que dejan los datos de la Coyuntura Turística Hotelera del 2010 que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Crece el número de turistas que se alojan en hoteles, pero los que llegan apenas lo hacen durante dos días (la media es de 1,78 días) casi la mitad del tiempo que se quedan en España. Además, los hoteles extremeños tienen una ocupación inferior en 20 puntos al resto del país, pese a que ha sido la tercera región en la que más han bajado los precios (un 3,6% frente al 1,9% de media nacional).

Estos indicadores apuntan a Extremadura como una comunidad de paso para los turistas, de ahí que las autoridades correspondientes impulsen medidas para hacer que sea mayor el número de visitantes y, sobre todo, que los que lleguen tengan una estancia más prolongada. De cara al futuro más inmediato, las redes sociales y el cine se erigen como dos alternativas para vender la imagen de Extremadura de manera distinta a la habitual. En España, el número de viajeros ascendió a algo más de 82 millones y las pernoctaciones hoteleras se incrementaron un 5,9%, un dato muy positivo sobre todo si se compara con la reducción del 6,9% registrada durante 2009, siendo Cataluña, Andalucía, Madrid, Baleares y Canarias, por este orden, las comunidades que más turistas recibieron el pasado año.

Atendiendo al INE, el pasado año llegaron a Extremadura 1.157.152 viajeros, de los que algo más de 161.200 eran extranjeros. Este dato es significativo, porque son justos los que han provocado el crecimiento de los 15.400 turistas más, dado que el turismo nacional ha caído ligeramente. Pese a ello, la comunidad extremeña sigue siendo una de las que menos viajeros que se alojan en hoteles recibe, solo por delante de Cantabria, Murcia y La Rioja. Un ejemplo, todos los turistas que llegaron el año pasado son los mismos que lo hicieron solo a la provincia de Zaragoza o de Ourense, y la mitad que a la de Sevilla, Cádiz o Tarragona, lo que pone de manifiesto que las ciudades y el turismo de playa sigue siendo el destino preferido para hacer turismo.

SIN RECLAMO VACACIONAL Desde la Confederación Empresarial de Turismo de Extremadura (Cetex), su presidente, José Luis Ascarza, considera que el principal problema que hay que resolver para que Extremadura "deje de ser un destino de paso" es "tener un reclamo vacacional, una mejor comercialización, porque no es una cuestión de oferta". Se trata de crear productos, apunta, "que generen pernoctaciones más largas, ya que Extremadura no es un destino vacacional, como lo son las zonas costeras".

Por eso, hay que vender otras bondades de la región, además de su rico patrimonio cultural. En este sentido, aboga por potenciar "el turismo congresual, crear actividades complementarias hiladas con una gastronomía potente e intentar promocionar paquetes largos de vacaciones".

CONVENIO POR LA CALIDAD Al hilo de estas apuestas, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y la Junta acaban de firmar un convenio de colaboración, con vigencia de cuatro años, para potenciar la calidad turística en Extremadura. Se trata de buscar nuevas formas de competir basadas en la diferenciación turística, para lo cual se potenciará la cualificación y la creación de nuevos productos, así como la mejora de los niveles de calidad de los servicios prestados. Así, pretende ofrecer apoyo a la implantación voluntaria del Sistema de Calidad Turística Español (SCTE) en las empresas extremeñas como marca diferenciadora de calidad.

Para ello, el Instituto de Turismo de España (Turespaña) compartirá la metodología y manuales de buenas prácticas del SCTE, además de colaborar con la consejería en actuaciones de formación y asesoramiento de las metodologías de calidad para agentes públicos y privados.

Extremadura cuenta con 29 empresas turísticas certificadas con la Q de calidad; y el Sistema Integral de Calidad Turística Española en Destinos (SICTED) incluye a Cáceres, Sierra Norte de Extremadura, Baños de Montemayor, Tierras del Gran Lago de Alqueva, Zafra y Plasencia.