Kiosco

El Periódico Extremadura

Antonio Luis Cid de Rivera Silva

La trastienda

Antonio Cid de Rivera

Director de El Periódico Extremadura

Guardiola tiene prisa

La nueva presidenta del PP, María Guardiola, dispone solo de nueve meses para darse a conocer frente a un super conocido Vara

María Guardiola y Guillermo Fernández Vara el jueves pasado el Presidencia de la Junta. El Periódico

Guardiola tiene prisa. Normal, dispone de poco tiempo para hacerse notar y presentarse como cartel electoral en menos de un año. Es lo que tienen los cambios de líder, que el tránsito de regímenes tarda y desterrar el Monaguismo después de casi quince años para instaurar una nueva dirección no se hace de la noche a la mañana, sobre todo si se quiere que la militancia y sus mandos, nuevos y viejos, remen en la misma dirección. Porque si en el PP de antes mandaba Badajoz por aquello de que Monago era pacense, ahora se nota que manda Cáceres y eso tiene sus dimes y diretes que conviene limar en tanto en cuanto los diputados se obtienen de las dos circunscripciones. En concreto, 36 por Badajoz y 29 por Cáceres.

Digo que Guardiola tiene prisa porque su primera visita al presidente Vara nada más ser elegida ha tenido lugar esta semana y ha servido para decirle que va siendo hora que recoja las cosas porque lo ve «agotado». Todavía recuerdo la visita de Monago en 2008 tras la marcha de Floriano y su victoria en el congreso del PP. Con un tarro de miel de Las Hurdes en las manos y reivindicando una mayor atención para esta zona de Extremadura. No hubo crítica personal y discurrió por derroteros más diplomáticos. Claro que en ese caso quedaban casi 3 años para las elecciones de 2011 y ahora apenas restan 9 meses. 

La nueva candidata del PPquiere jugar la baza de la novedad, de la recién llegada que tiene muchas ganas

decoration

La nueva candidata del PP quiere jugar la baza de la novedad, de la recién llegada que tiene muchas ganas de hacer cosas, atribuyéndole a Vara una imagen de pasado, de falta de iniciativa porque es lo que corresponde a un dirigente que lleva ya gobernando tres legislaturas. Es una forma de llamar la atención de un electorado que conoce a Vara al 100% y a ella casi nada. Sin embargo, no creo que el PSOE cometa el mismo error que en 2011 cuando minusvaloró a su oponente y le dio un protagonismo inusitado. Perdió las elecciones porque Zapatero hizo campaña en contra y, encima, Monago se convirtió en personaje popular y, por tanto, alternativa.

En el PSOE extremeño hay cierta inquietud. Vara es un valor seguro, pero Feijóo puede hacerles mucho daño

decoration

Esta semana, tras las palabras de Guardiola, Vara salió ante los periodistas para decir que si tan agotado le veía su contrincante que se fuera un día con él a ver si era capaz de aguantar su agenda. Una declaración irónica que, de algún modo, denotaba que su crítica era un recurso fácil y sin ningún fundamento.

De todas formas en el PSOE extremeño hay cierta inquietud. Son conscientes de que Vara representa un valor seguro como candidato, pero que el ciclo de Feijóo puede hacerles mucho daño si Sánchez no es capaz de remontar en las encuestas. Esto puede impulsar al PP sobre manera aunque nunca para plantear un escenario similar al de Andalucía. Hay que tener en cuenta que con el máximo histórico de los populares en Extremadura, que fue en 2011, ganaron en todas las grandes ciudades de la región pero no se alcanzó la mayoría absoluta. Fue necesario que Izquierda Unida se abstuviera. Encima ahora existe alternativa por la derecha con Vox. Aún así, pintan bastos en el horizonte para los socialistas y eso les pone muy nerviosos, sobre todo si, como se ha visto hace una semana, se cometen errores tan graves como la reciente inauguración del tren rápido. En el acto faltó previsión y se pecó de unas prisas electorales trayendo al rey y a Sánchez. Me consta que en el seno del PSOE ha habido más de una crítica por proceder a una inauguración a medias de una infraestructura inacabada. Los fallos y retrasos posteriores, y las declaraciones desafortunadas del presidente de Renfe, le han hecho al gobierno un daño terrible que veremos dónde acaba.

El tiempo todo lo cura. Y si el tren empieza a funcionar bien, cambiará la percepción de la ciudadanía, pero errores de este calado a pocos meses de unos comicios son votos para el enemigo. Sobre todo si una candidata novel consigue hacerse un cartel fresco y novedoso y desde Madrid Feijóo le echa una mano.

Compartir el artículo

stats