Santiago Santos dijo que era su “último cartucho” y, de momento, ha funcionado. El propietario de la única vivienda situada en la urbanización de La Vinosilla que tiene orden judicial de derribo ha recibido este viernes de su abogado la noticia de que el juzgado ha aplazado la fecha para tirar la casa, prevista para este 8 de enero. “Nos han dicho que no tenemos que tirarla hoy”.

La respuesta judicial ha llegado después de que remitieran al juzgado un documento municipal que dejaba constancia de que en el último pleno de diciembre se aprobó inicialmente una modificación puntual del Plan General Municipal que permitirá, una vez que terminen los trámites, la regularización de las viviendas de la zona.

“Han dicho que esperemos, que van a estudiarlo y nos dan más plazo, así que de momento, no tengo que tirarla”, destacaba este viernes Santos, que no ha parado de recibir llamadas en toda la mañana. “Parece que me ha tocado la lotería”, afirma.

Aunque reconoce que le ha alegrado la noticia porque no se la esperaba, también quiere ser prudente: “No está claro todavía que no tenga que tirar la casa, vamos a ir pasito a pasito”. Lo dice porque habrá que esperar a lo que decida el juzgado tras revisar la nueva documentación.

No obstante, mientras, ya no tendrá que seguir sacando muebles de su vivienda y ya había sacado “la mitad” y ha anulado el encargo para colocar andamios y comenzar con el derribo este mismo viernes. “Eso lo paro, pero esperaremos a ver qué dice el escrito que nos mande el juzgado”.

Esperanza en Santa Bárbara

Esperanza en Santa BárbaraLa noticia de la paralización de este derribo también ha provocado satisfacción en los afectados de la sierra de Santa Bárbara, sobre todo entre los que también tienen órdenes judiciales para derribar sus viviendas. En su caso, lo recurrieron y están a la espera de que el ayuntamiento envíe a la Junta documentación para conseguir el visto bueno ambiental regional e iniciar el proceso de regularización.

Por eso, ante este aplazamiento, insisten al ayuntamiento para que agilice ese envío porque consideran que la decisión judicial sienta un precedente una vez que cuenta con documentación que acredita el inicio de trámites de regularización. “Me alegro mucho, ojalá me pase a mí lo mismo”, señalaba este viernes un propietario de la sierra con orden de derribo.