Menos de un mes después de su inauguración, el 30 de agosto, el Ayuntamiento de Plasencia ha tomado la decisión de clausurar una de las tres plantas del aparcamiento situado junto al puente Trujillo, en la calle Eulogio González, para acabar definitivamente con las "goteras" que sufre.

El concejal de Obras, David Dóniga, ha explicado este miércoles que la primera planta, que cuenta con 40 plazas, se clausuró ayer martes y este miércoles se ha reunido en el aparcamiento con la arquitecta redactora del proyecto, un arquitecto municipal, técnicos de la diputación provincial y el encargado de obras municipal para tratar los trabajos que se van a realizar.

Ya han comenzado, a la vez que la Policía Local intenta localizar a los propietarios de varios vehículos aparcados en la planta desde hace varios días, según el edil, para que los retiren.

No obstante, ha aclarado que se van a intentar clausurar únicamente las plazas afectadas, que son entre diez y doce. El concejal ha señalado que el problema "podría estar solucionado el fin de semana".